Instan en Cuba a extremar medidas sanitarias para evitar epidemias

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 12 septiembre, 2017 |
0
La Habana, – Tras el paso del huracán Irma, que afectó casi a toda Cuba, las autoridades nacionales llamaron hoy aquí a extremar las medidas higiénico-sanitarias, para evitar la aparición de brotes epidémicos.

En plena fase recuperativa, las tareas preventivas requieren la máxima atención, coincidieron especialistas del Ministerio de Salud Pública ante la prensa al hacer un balance sobre la situación epidemiológica tras el recorrido de ese evento, por casi todo el norte del territorio, que azotó a la isla desde el viernes.

La directora de Salud Ambiental de esa entidad, Yanaris López, aseguró que hasta el momento no se ha reportado la aparición de enfermedades trasmitidas por alimentos en mal estado ni por agua contaminada.

Esto es el resultado, afirmó, de la puesta en marcha del plan de enfrentamiento a huracanes y sus medidas higiénico-sanitarias, así como de la vigilancia epidemiológica.

La especialista recomendó además a la población el uso de hipoclorito de sodio, disponible en toda la red nacional de farmacias, para garantizar la calidad del agua.

Detalló a la par que, en los centros de evacuación aún en funcionamiento y las zonas afectadas por inundaciones, se realiza el monitoreo y control de la calidad de ese vital líquido. Es necesario extremar las medidas, insistió.

Exhortó a la población a seguir unida a las labores de saneamiento. Solo de esta manera podremos evitar la aparición de enfermedades, dijo.

En esta misma cuerda, el director de Vigilancia del Minsap, Lorenzo Somarriba, insistió en la incorporación del pueblo a esas labores para dar seguimiento al trabajo de control de vectores.

En su intervención, explicó que en estos momentos se trabaja en el restablecimiento de algunos servicios que sufrieron daños, y la reubicación de consultorios y farmacias trasladados a lugares seguros, así como el funcionamiento de servicios vitales como el de ambulancias.

Para el director de Inversiones, Jorge Pordieguez, los mayores daños en las instalaciones están centrados en las cubiertas de techos, cristalería y carpintería de edificios altos. A pesar de las afectaciones, se mantiene la vitalidad de los servicios sanitarios, subrayó.

En el caso de capital, tres centros fueron los más afectados debido a las inundaciones provocadas por las penetraciones del mar ocurridas en el malecón habanero: el materno-infantil América-Arias, en la barriada del Vedado, así como el policlínico Marcio Manduley y el hospital clínico quirúrgico Hermanos Ameijeiras, este último dotado de equipos de alta tecnología, que fueron protegidos para evitar su deterioro.

Medidas de protección a pacientes hospitalizados, a aquellos que requieren tratamiento de homodiálisis, el cuidado de las embarazadas, así como la creación de 76 brigadas médico-quirúrgicas destinadas a los sitios de difícil acceso fueron algunas de las medidas adoptadas por la entidad para la protección de los cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *