De jardinero a Doctor en Ciencias Botánicas

Se inició en el mundo de las plantas como jardinero y llegó a convertirse en el único especialista en gramíneas de Cuba. Así fue el salto del bayamés Luis Catasús Guerra, quien el 5 de junio recibió el premio nacional de medio ambiente
Share Button
Por Osviel Castro Medel | 7 junio, 2017 |
1

Uno de los ganadores del premio nacional del medio ambiente en 2017, Luis Catasús Guerra, de Granma, comenzó sus trajines con las plantas en 1968 cuando pasó a ser uno de los trabajadores del entonces naciente Jardín Botánico Nacional.

En esa misma fecha entró a la Universidad de La Habana a estudiar Biología y se convirtió en alumno ayudante del Doctor alemán Johannes Bisse, precursor del principal jardín de Cuba.

“Yo sembré miles de plantas allí, fui a varias expediciones al oriente del país para colectar especies y llevarlas a La Habana”, contó el premiado a La Demajagua digital.

Desde entonces esta personalidad tejió una sorprendente historia, en la que sobresalen su título de Doctor en Ciencias Botánicas y sus estudios sobre las gramíneas, que lo convierten en el único agrostólogo de Cuba.

“Siempre tuve espíritu de superación”, dijo Catasús Guerra  horas antes de recibir el importante reconocimiento, del que también fue merecedor el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez.

El científico estudió agrostología en la antigua Unión Soviética, especialidad que concluyó en 1982 en el Instituto Komarov, de la actual ciudad de San Petersburgo.

Catasús viajó, además, para prestar servicios, a España, Alemania y Mongolia, país donde estuvo en el majestuoso desierto de Gobi, uno de los más grandes del mundo.

Ex combatiente del Ejército Rebelde, este bayamés nacido el 9 de mayo de 1939, expuso que el premio nacional del medio ambiente no significa un reconocimiento individual, sino  un estímulo a personas que lo han ayudado a crecer en el mundo de la ciencia.

Catasús suma a ese pergamino, el premio nacional de la Academia de Ciencias (conferido tres veces), los  lauros nacionales Álvaro Reynoso, de Ciencias Agrícolas; Julián Acuña, de la Sociedad Cubana de Botánica; Guillermo Leyva, de la Asociación Cubana de Producción Aninal; y el de Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF), por la obra de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *