Jorge Luis: valores y cultura

Share Button
Por Andy Zamora Zamora | 21 octubre, 2017 |
0

El programa nacional de hábito de la lectura constituye una de las fortalezas en Granma, a partir de las experiencias en escuelas como el Seminternado Luis Ramírez López de Cauto Cristo, donde el maestro Jorge Luis Torres Martínez logra excelentes resultados con sus pioneros en formar valores como principio de la cultura.

Cerca de 40 años de trabajo posee el investigador, quien apuesta por mejorar la conducta social de niños y adolescentes, tomando como referente obras de autores cubanos como José Martí, “La Edad de Oro significa una regla para las actividades extraclases, ello facilita la preparación de pupilos de primer nivel, los que comienzan su aprendizaje con textos cargados de historia y de valores”, aseguró Torres Martínez.

El reconocido educador, mereció el premio de Mejor maestro promotor de la lectura a nivel nacional  durante el curso 2016-2017, por su contribución con la elevación de la calidad de la enseñanza, premisa para el desarrollo de conductas adecuadas y la inserción de atractivas temáticas para la dinámica de los encuentros.

Acerca de su quehacer en la sistematicidad de ejercicios para promover un mayor y mejor consumo de ejemplares imprescindibles para la edad de sus discípulos comentó:

“Uno de los resultados más notables lo obtuve en el periodo lectivo 2011-2012, cuando una de mis alumnas alcanzó dos premios nacionales, uno del concurso Sabe más quien lee más y el convocado por el Memorial José Martí, donde la interpretación de obras resultó definitorio, para ello fue necesario aplicar una serie de aspectos como la comprensión y la caracterización, para luego describir, contextualizar y aplicar su impacto para la vida práctica”,

Para el pedagogo el ejercicio de su profesión y la literatura infanto-juvenil juegan un importante papel, donde escritores de la talla de Anicia Miranda, Dora Alonso y Nicolás Guillén aportan elementos de identidad nacional, de obligada asimilación por parte de los educandos.

“Desde que en 1977 inicié como docente me integré a la biblioteca y ello me permitió acceder a un mundo exquisito de conocimientos, porque me causa mucho placer pasar horas con un libro entre las manos y descubrir, primero mi país, desde todos sus horizontes, luego su contexto, así como las diversas disciplinas”.

Entre las acciones encaminadas a ampliar el acervo cultural de los pioneros figura un festival propuesto por Jorge Luis, con varios análisis de textos y una peña literaria destinada al accionar de la escuela en la comunidad para convertirla en el centro más importante de la comunidad.

El licenciado en Educación primaria fue reconocido en la más reciente edición de la cultura en Cauto Cristo por su esmerada labor en la preparación de los pinos nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *