Juan Formell eterno vanvanero

Share Button
Por Liuba Mustelier Ramírez | 1 mayo, 2019 |
0

El 1 de Mayo de 2014, una noticia conmovió a Cuba y al mundo, el mayor vanvanero de todos, Juan  Formell, el conductor de la gran maquinaria había fallecido.

Tenía 71 años de edad y una vida destinada a hacer de la música un modo de entretenimiento popular y enriquecimiento del espíritu.

Legendario director, bajista, arreglista, compositor y cantante de Los Van Van, murió de forma repentina mientras se encontraba hospitalizado en La Habana debido a complicaciones de un padecimiento hepático.

Este gran creador de la cultura cubana llegó a la música de manos de su padre Francisco Formell, luego continuó sus estudios de manera autodidacta y tuvo la orientación de prestigiosos músicos.

Durante su carrera profesional incrementó los conocimientos en su incursión por diversas agrupaciones con gran realce para la Orquesta Revé en 1967, donde realizó valiosos aportes estilísticos y estructurales a las orquestas charangueras cubanas.

Entre estos la incorporación del bajo eléctrico y la organeta (teclado) en sustitución del contrabajo y el piano acústico, el tratamiento rítmico y amplificación acústica en los violines, el empleo de la flauta de sistema y la batería que sustituyeron a la flauta de cinco llaves y las pailas, el trabajo vocal a tres voces en lugar del unísono, entre otros.

A finales de 1969 Juan Formell fundó Los Van Van, insignia de la música popular cubana, con  la que amplió su labor creativa, apoyándose ahora, esencialmente, en el aprovechamiento máximo de los recursos expresivos del Son.

Con la distintiva orquesta popularizó temas como Te traigo, Chirrín chirrán, Llegué, llegué, Que no, que no, El baile del buey cansao, La Habana no aguanta más, La titimanía, El negro no tiene ná, y muchas otras.

Para la cultura mundial dejó alrededor de 30 discos grabados con la EGREM y otras discográficas, además en 1999 obtuvo el Premio Grammy con su CD Llegó… Van Van.

Además, en 2013 la Academia Latina de Grabación decidió reconocerlo con el Premio Especial a la Excelencia Musical, lauro que enaltece a artistas que han realizado contribuciones creativas de importancia en sus carreras.

Al recibir este premio, Juan Formell expresó:

“Mi vida ha estado enteramente consagrada a la música y solo cobra sentido cuando la gente la hace suya y la disfruta. En el orden artístico he recibido varios premios, entre ellos el Nacional de la Música, que me llena de orgullo. Agradezco a la Academia Latina el gesto de distinguirme, en particular porque un reconocimiento de este tipo no solo potencia en este hemisferio mi obra y la de Los Van Van, sino también a la vanguardia de la música cubana.”

La pérdida de Formell, aún hoy, es un duro golpe para la cultura nacional. Cuando escuchemos decir Van Van sabremos que hay un hombre que la fundó y al que Cuba le estará eternamente agradecida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *