Junto a Fidel, recuerdos eternos

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 29 noviembre, 2016 |
0
De izquierda a derecha, Luis Carlos Frómeta, Maricela Presa, Eugenio Pérez y Pedro Vera Portales; al centro, el Líder histórico de la Revoución
De izquierda a derecha, Luis Carlos Frómeta, Marisela Presa, Eugenio Pérez y Pedro Vera Portales; al centro, el Líder histórico de la Revoución.

Con motivo del 90 cumpleaños del Comandante en Jefe, Fidel Castro, periodistas granmenses ofrecieron inolvidables relatos de encuentros y coberturas. Hoy sus recuerdos llevan la nostalgia y el renovado compromiso hacia quien perennemente estará en el accionar del pueblo, como impulsor de proyectos, en la conquista de anhelos.

Para la realización de este trabajo, respondieron con amabilidad por teléfono, correo electrónico, la red social Facebook o conversaron durante más de una hora, siempre para recordar y compartir vivencias, que perduran en sus mentes.

A pesar de sus años como comunicadores, algunos contestaban con la palabra “imagínate”…, y luego un silencio acompañado de brillo especial en los ojos y hasta de leves lágrimas, confirmadoras de la emoción de aquellos días junto a ese gigante de verdeolivo.

Ángela Valdés García, fundadora del periódico La Demajagua, asegura que su mayor privilegio, durante más de 40 años en la profesión, fue acompañarlo en varias coberturas.

Según refiere, aquellas oportunidades dignificaron su desempeño para siempre, y los integrantes del equipo trabajaron con esmero, a fin de lograr la mayor calidad posible. “Guardo todo en la mente como lo más precioso de mi carrera”, confirma esta apasionada profesional.

Raciel Pérez Martínez, de la emisora Radio Bayamo, dice que los instantes al lado del Comandante son inolvidables.

El  joven profesional, lleno de sueños, se esforzaba al máximo por hacerlo bien en cada una de las siete coberturas: “Fidel miraba siempre de forma directa y preguntaba por cada detalle, era emocionante”, añade quien estuvo cerca de él por primera vez en la inauguración del Hospital Celia Sánchez Manduley, de Manzanillo, el 11 de enero de 1981.

NIÑO EMOCIONADO, PERIODISTA EN BICICLETA Y ADMIRADOR ETERNO

Era el 4 de febrero de 1959 y había un ajetreo singular en la Ciudad del Golfo de Guacanayabo. El hombre que había sobrevivido al Moncada, a la expedición del Granma, al combate de Alegría de Pío y a la guerra en la Sierra Maestra hablaba por primera vez en un acto político en esa ciudad de tanta tradición revolucionaria.

En la muchedumbre estaba un pequeño de casi 10 años de edad, llamado Juan Farrell Villa, actual periodista de La Demajagua, que, sobre los hombros de su padre, atendía de manera especial, cautivado por la luz del señor alto que despertaba aplausos.

En marzo de 1975, aquel pequeño trabajaba como corresponsal de la Agencia de Información Nacional, hoy Agencia Cubana de Noticias, y Fidel realizaría un recorrido por varias instalaciones de esa ciudad.

Relata que era muy reducida la cantidad de periodistas para la cobertura, por eso consiguió el posible itinerario, pidió una bicicleta y fue a los lugares con la mayor velocidad lograda por sus pies sobre los pedales.

Como es comprensible, en todas las ocasiones el Comandante ya había seguido camino, pero Farrell redactó sus textos, con las opiniones de trabajadores y otras personas, repletas de emoción por conocer al amigo de verdeolivo, barba e inteligencia infinita.

Farrel Villa estuvo cerca de él otras veces y “todas fueron maravillosas”, añade con humildad.

NERVIOSISMO Y ORGULLO

Como hemos referido en párrafos anteriores algunos profesionales sintieron tensión y quizá hasta un poco de temor a equivocarse.

Gloria Guerrero Pereda, multipremiada y fundadora de la televisión en Granma, quien parece siempre segura, cuenta que, después de un terremoto ocurrido en 1992, supo de la visita de Fidel y el nerviosismo circulaba por las mareas de su cuerpo.

La bella reportera estaba intranquila porque pensaba que  había errado en una información, por ser rápida y confiar en una fuente, pues cuando llegó al lugar con mayores afectaciones, creyó  haber exagerado en el reporte.

“Me avisaron que Fidel venía. Él habló sobre el trabajo. Yo temblaba, y luego me felicitó por los datos que incluí sobre sismos de similar intensidad en siglos precedentes. Ya él había comprobado todo en el Centro de sismología, en Santiago de Cuba”.

El fotógrafo Rafael Martínez Arias explica que también sintió tensión cerca del Comandante y trató de lograr las mejores imágenes. “Es que él impresiona, es un símbolo para los revolucionarios del mundo”.

Jorge Luis Batista, periodista de Radio Reloj, parece archivar cada instante al lado del Líder de la Revolución y rememora algunas anécdotas, como aquella en el Palacio de pioneros de Media Luna, el 18 de diciembre de 1986, cuando los reporteros todavía estaban afuera,  él saltó por una ventana para no perderse nada. El hombre vestido con uniforme lo vio, le dio la mano y pidió que llamara a los demás, quienes entraron por el mismo lugar.

En otra oportunidad, en Manzanillo, alguien le dijo que si quería grabar hasta el sonido del lapicero cuando escribía, y verdad que deseaba tenerlo todo.

Para Marisela Presa Sagué, también premio Rubén Castillo y periodista de la emisora Radio Bayamo, estar al lado de Fidel por primera vez y hasta tocarlo ha sido la experiencia más impactante de su vida, en el VII Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, en 1999.

Según recuerda, transmitió muchas lecciones a los presentes, trazaba proyectos y explicaba cómo necesitaba la Revolución que fueran los periodistas.

Ella conserva una foto junto a él: “Para aquella instantánea, nos acomodamos todos juntos, me correspondió estar cerquita, y su mano gentil y protectora estuvo sobre mi hombro”, narra con orgullo.

Eugenio Pérez Almarales, director de La Demajagua, añade que en aquella cita Fidel estuvo en todas las sesiones de trabajo, las cuales se extendieron más días de los previstos y dijo “ténganme como uno de ustedes”.

En su mente persisten otros momentos como un encuentro del Consejo Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria, en La Habana. Años después, volvió a compartir con el Comandante en la primera reunión de presidentes de las asambleas municipales del gobierno, realizada en el Consejo de Estado, cuando nuevamente lo impresionó su capacidad de diálogo.

Fidel recorre la sede del Periódico La Demajagua/ FOTO Ángel Cordoví
Fidel recorre la sede del Periódico La Demajagua/ FOTO Ángel Cordoví

FIDEL EN EL PERIÓDICO LA DEMAJAGUA

Era 20 de diciembre de 1986 y la sede del periódico lucía impecable. El piso tenía más brillo de lo habitual y cientos de personas esperaban al especial visitante, quien llegó en un yipi y caminó con pasos largos y seguros hacia la instalación.

Orlando Fombellida Claro, otro reportero con la dicha de estar a su lado, cuenta que el entusiasmo era tremendo y él logró muchísimas fotos, sin ser esa su función principal. Fidel recorrió el lugar, preguntó bastante ante los ojos iluminados de los presentes y leyó la edición de esa jornada, la cual incluía trabajos acerca de sus actividades en la provincia, desde el anterior día 18.

Faltan otros en esta página, con mucho de valor por contar. Algunos se mantienen activos en nuestros medios de comunicación y son como maestros de las nuevas generaciones.

En Granma, personas de otros sectores también poseen vivencias relacionadas con Fidel, una suerte que ojalá sea compartida mediante narraciones orales o escritas con los más jóvenes. Ese hombre inmortal merecerá siempre la recordación y el homenaje sincero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *