Juventud de todos los tiempos

Share Button
Por Redacción La Demajagua | 10 julio, 2020 |
0
FOTO/ Tomada de #YaraUjc,

El mundo está azotado por un nuevo coronavirus, el SARS-coV-2 que ha desatado la peor crisis sanitaria conocida por las actuales generaciones y segado la vida de miles de personas.

Ante la pandemia de Covid-19, el Estado Cubano pone al servicio del pueblo recursos materiales y esfuerzos, y adopta innumerables medidas para evitar la propagación de la enfermedad y minimizar pérdidas de vidas humanas.

En esta gran batalla no está presente, físicamente, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, pero sí tenemos a Raúl, que junto a los continuadores de la generación histórica de la Revolución llevan adelante el cumplimiento de su legado: inteligencia, ideas, estrategias, optimismo para vencer.

En la primera línea de combate se encuentran, también, muchos de aquellos jóvenes que en 1961, al concluir la Campaña de Alfabetización (a la que él llamó Gran Batalla) dijeron: İFidel! İFidel! dinos qué otra cosa tenemos que hacer. Él inquieto en la tribuna y observando a aquella multitud, expresó, señalando con su índice derecho: İestudiar!

Les explicó que el país necesitaba médicos, técnicos, ingenieros, científicos, maestros, intelectuales revolucionarios… İ Ahí están! sirviendo a su país, poniendo en lo alto del Pico Turquino las grandes conquistas de la  Revolución.

Inmersos en la búsqueda de una vacuna que detenga la Covid-19, portando la bandera de la solidaridad y la sapiencia de la medicina cubana a distintas partes del mundo, salvando vidas y llevando de la mano a los ‘’pinos nuevos’’ que continúan el camino aprendido, protegiendo la salud del pueblo y su tranquilidad ciudadana.

Esa es nuestra juventud, la de todos los tiempos, la del Moncada, la de Girón, la de la Alfabetización, la de la Crisis de Octubre, la del enfrentamiento a los desastres naturales.

Tengo la certeza que en esta gran batalla también se vencerá. Concluyo con una frase de nuestro Comandante en Jefe, pronunciada el 22 de diciembre de 1961, al declarar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo: ¡Viva nuestra juventud gloriosa, nuestra juventud heroica!

Por Bella Ledea Brizuela (c)

La autora de estas notas fue alfabetizadora piloto en la Ciénaga de Zapata, allí la sorprendió la invasión mercenaria por Playa Girón, junto a los campesinos de El Helechal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *