La ciencia e innovación se abren paso en la Fernando Echenique

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 17 junio, 2021 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios

En la Empresa agroindustrial de granos Fernando Echenique la gestión de la ciencia e innovación tecnológica constituyen premisa y eje fundamental  en la producción y sustitución de importaciones.

Allí acometen siete proyectos empresariales  y estudios relacionados  con el programa de desarrollo 2021-2030 y la estrategia económica social con énfasis en la evaluación del impacto de cada uno de estos.

Adrian Rodríguez Galán, director de desarrollo en la entidad, resaltó que esta  labor se ha extendido a las direcciones agrícolas, industrial, capital humanos e ingenierías junto a las unidades empresariales(UEB) y bases productivas, vinculadas con la Universidad de Granma y el Instituto de investigaciones agropecuarias Jorge Dimitrov.

Rodríguez Galán se refirió a la implementación de un sistema contable, basado en actividades para la rama  arrocera, permitiendo la planificación y reducción del costo de producciones y servicios, equivalente a más de 258 mil 300 pesos anuales.

Se logra capacitar y entrenar a directivos y trabajadores del área Contable y Financiera, en el empleo de la información para la toma de decisiones, lo cual tributa a la formación del capital humano, mediante entrenamientos, cursos de postgrado, maestrías  y  doctorados.

Asimismo,  trabajan en la mejora del sistema de producción cunícula;  cuentan hoy con una masa de mil 300 cabezas, de ellas 120 reproductoras y pronostican llegar a cuatro mil 750 ejemplares, estimando obtener  2.7 toneladas de carne al cierre de año. Ya se han realizado las primeras ventas online que generaron  ingresos a la empresa.

Mientras,  desarrollan por vías sostenibles, la reproducción de gallina guinea con el propósito de alcanzar 30 mil aves para la ceba y dos mil ponedoras de  huevos de codorniz en el centro de costo de Pueblo Nuevo, de Yara, perteneciente a la UEB de Aseguramiento y comercializadora.

Igualmente, están sembradas d10 hectáreas para fomentar la elaboración de alimento animal a partir de plantaciones de caña, king gras, canavalia, tithonia  y  morera, las que rotarán con cultivos de maíz, yuca, boniato y sorgo.

Así garantizan la alimentación de las diferentes especies, sustituyendo los piensos importados, con el empleo de plantas proteicas e incluso medicinales.

También potencian  los proyectos: fortalecimiento de la cadena productiva del ovino caprino y de capacidades en el porcino, este último en el sitio conocido por Coboa, donde  trabajan en el montaje de una fábrica de pienso criollo y un biodigestor .

Muy prometedor es el estudio  acerca del mejoramiento de los suelos con la fertilización de estos  mediante la cría de peces  en el lote dos, de Las Terrazas Planas cultivadas de arroz, enclavadas en la zona de Mateo Romás, de la UEB Antonio Maceo.

Ibrahim Granado Oliva, su director, calificó de novedosa la experiencia con la rotación en la siembra de alevines de ciprínidos de agua dulce, (tilapia, tenca) en áreas cosechadas del cereal.

En el encadenamiento con la empresa pesquera Granma, además de los volúmenes del alimento con destino a la población y la comercialización en MCL, se percibe la fertilidad natural del hábitat al producirse los desechos,  heces y orina, de los peces.

Sergio Rodríguez Rodríguez, del Centro de estudio de biotecnología vegetal de la Facultad de ciencias agropecuarias,  dijo que en cuatro hectáreas aplicaron  productos  con estratos de plantas como sustituto de fertilizantes químicos.

Reconoció el protagonismo de los obreros que asumieron  todo el experimento, el cual  puede dar un resultado increíble en los rendimientos con la propiedad de combatir plagas y ofrecer una repuesta favorable ante el estrés provocado por las altas temperaturas.

Rodríguez Rodríguez  subrayó la inocuidad del extracto y  su utilización  en otros cultivos e informó que lo denominaron Biogranma uno con la pretensión de patentarlo como una tecnología a generalizar en el país.

Tras 91 días de germinación,  los rendimientos  en la plantación deben superar las cuatro toneladas por hectárea, al registra  una  buena población y cantidad de granos en la panícula (racimo), valoró Ángel Chávez Nuñez, especialista principal, quien reiteró el efecto positivo del bioproducto.

Ahora,  señaló,  a esperar  por la cosecha, después del 10 de julio para validar su registro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *