La criatura más tierna

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 8 marzo, 2019 |
0

Lástima que hayamos hecho de marzo un podio coyuntural para elogiarle su existencia de pétalo y batalla. Lástima que el homenaje de hoy  no se repita en cada pulsación del almanaque.

Deberíamos cantarle en todo tiempo, no solo con palabras, no solo con ofrendas materiales por ser epicentro de la vida.

Quién podrá negar que ella es, entre todas las criaturas de este mundo, la más tierna y la menos leve, la más susceptible y la menos floja, la única capaz de saltar en un segundo de la fragilidad a la reciedumbre humana.

Vayamos a su historia para encontrarla curando las angustias, preocupada por lo grande y lo pequeño, nadando contra el oleaje del ajetreo en la casa o el trabajo, vestida con velo invisible del detalle, quebrando la rigidez del pretérito y aun del presente.

Si diéramos por sentado el mito antiquísimo que la vio saliendo de una costilla de varón, podríamos afirmar ahora que su cuna se ha propagado, afortunadamente, por nubes  y alas, por cimas de redención y de no-ataduras.

Por encima de celebraciones, recuentos o de un congreso actual, pongamos su nombre sacudidor y hermoso.  Con él podremos  etiquetar, para siempre, la integridad mejor. No escribamos de modo ampuloso “gaviota”, “deidad” o “jardín perfecto”. Digamos solamente, tocándonos el alma, “mujer”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *