La cultura al nivel de su tiempo

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 31 diciembre, 2019 |
0
FOTO/ Rafael Martínez

El 2019 fue, sin dudas, un año superior para el sector de la Cultura en Granma, inmerso en la celebración de importantes aniversarios históricos, entre estos el 200 del nacimiento de Carlos Manuel de Céspedes, el 102 de Carlos Puebla y el centenario de Benny Moré.

Talleres, video-conferencias, consultas y otras actividades, permitieron mayor disfrute de los públicos, fundamentalmente en niños, adolescentes y jóvenes.

OPENING 

Durante la etapa se destacaron institucionalmente el VI Encuentro provincial de arte abstracto Formart, el salón provincial de artes plásticas De donde crece la palma, el Julio Girona y el 10 de Octubre, de Manzanillo.

El evento de música de concierto Lamisifa, auspiciado por la Filial de música de la Unión de Escritores  y Artistas de Cuba, la Feria del libro, el Rock de la loma, de la Asociación Hermanos Saíz, constituyeron sugerentes propuestas.

Iguales méritos alcanzaron la XII Conferencia internacional de los pueblos y su cultura, el XXIII Congreso nacional de Historia, el programa teórico Crisol de la nacionalidad y la edición 25 de la Fiesta de la cubanía, uno de los eventos más trascendentes del país.

Se efectuaron, además, los festejos del aliñao y del mar, cantatas, para apoyar a la República Bolivariana de Venezuela, e incursiones nacionales y provinciales con grupos de  las artes escénicas, demostración, también, de la creciente consolidación del Humoráculo, como expresión identitaria.

Cerca de una veintena de giras planificadas por el Instituto Cubano de la Música, tuvieron lugar en la provincia en coordinación con la Empresa Sindo Garay, ocasión en la que el cantautor Waldo Mendoza celebró, junto a los granmenses,  sus 15 años de carrera en solitario.

La presentación de las cantantes Tania Pantoja y Laritza Bacallao, por los 30 años de la agencia cultural Artex y la presencia de Los Van Van, validando, con su concierto Legado, los 50 años de creada la orquesta, resultaron excelentes propuestas.

El Centro provincial de Patrimonio patrocinó varias exposiciones transitorias y encuentros, como el de Arrieros y fabulaciones serranas, recreado con un sentido popular de sus tradiciones, que los arraiga,  fortalece y los alimenta.

Por su parte, el Fondo Cubano de Bienes Culturales abrió sus puertas a Bayart, con atractivas y útiles opciones para el hogar.

VERANO

Con el lema Vívelo se realizaron múltiples actividades para el esparcimiento, instituciones, especialistas y lo mejor del talento aficionado y profesional de cada territorio, redoblaron sus acciones comunitarias de transformación social en todos los municipios.

Intencionadas praxis apuntalaron la etapa estival con el objetivo de preservar la atención a los programas especiales del sector, como expresión de la política cultural.

DETALLES

Proyectos encaminados al fortalecimiento de los programas Educa a tu hijo, centros penitenciarios, Plan Turquino, Prevención, Extensión Universitaria, la Anci, Ansoc y la atención al movimiento de artistas aficionados, formaron parte de la agenda.

Presentaciones de libros, fiestas audiovisuales, conciertos de bandas municipales y de órganos, mariachis, rumbos, sendas, espectáculos circenses y de variedades integraron el compendio organizado por las direcciones municipales y sus instituciones.

IN CRESCENDO 

La grata presencia de virtuosos académicos, el marcado interés de otros profesionales por participar en el Encuentro territorial de saxofonistas solistas, y el interés de un público enamorado de sus propuestas, le imprimieron a ese programa un sello distintivo de buen gusto y factura artística envidiable.

Magia de abril, en Río Cauto, se mantuvo como el suceso comunitario más significativo de su tipo en Cuba, concebido para prestigiar la más integral de las manifestaciones escénicas, esta vez dedicado  a los aniversarios 58 de la Organización de Pioneros José Martí, y 57 de la Unión de Jóvenes Comunistas.

La tercera edición del evento A la décima va la vencida, ofrendado al Premio nacional de literatura Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, cobró nuevos matices, bajo la égida del  Centro de promoción para el desarrollo de la cultura literaria Juan Clemente Zenea y la Uneac.

FIN DE FIESTA

El proyecto sinfónico San Salvador de Bayamo, consolidó sus propósitos y emergió como una de las revelaciones más connotadas.

La develación de una escultura del percusionista, compositor y director de orquesta Elio Revé Matos, constituyó otra pieza en el Museo de Cera de la ciudad.

¡Viva Cuba libre! resultó el preludio del gran concierto y universal que, bajo la dirección artística del pianista Frank Fernández, tuvo lugar en el Teatro Bayamo, dedicado al Día de la cultura y a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, encuentro irrepetible de integración, para culminar la Fiesta de la cubanía y con esta los principales acontecimientos culturales de la etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *