La energía de Piro

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 20 marzo, 2021 |
0
Heriberto Suárez (Piro) estuvo en los dos  títulos de Granma. ¿Verá este año el tercero?FOTO/Ibrahín Sánchez Carrillo

Es difícil verlo callado en el banco. Su energía parece inagotable para apoyar a los suyos, al punto que varios peloteros, cuando escuchan a un contrario gritando más que él, dicen en tono de chiste: “Ese le ganó a nuestro sicólogo”.

Pero Heriberto Suárez Milanés (Piro) no se mortifica por eso, ni tampoco se considera un artífice de los triunfos de los Alazanes, con los que ha estado en 10 series nacionales, incluyendo las de los títulos en 2017 y 2018.

“Nosotros tratamos de poner un grano de arena, asesoramos a la dirección del equipo, pero sin creernos protagonistas. Un atleta puede puede estar apto física y técnicamente, pero si hay cuestiones mentales que lo perturban no podrá tener éxito”, señala este bayamés graduado en 2003.

Para él, la principal ruta para alcanzar triunfos en un deporte como el béisbol es crear un colectivo en el que prevalezcan la unidad, la comprensión, la ayuda mutua, la resolución de problemas en grupo y los liderazgos positivos, entre otras virtudes.

“Jamás podemos ver una segmentación entre peloteros y técnicos, tampoco manejar el concepto de que algún juego lo perdió un atleta específico porque corrió mal, cometió un error  o se equivocó en un lanzamiento; eso es perjudicial. Aquí ganamos y perdemos todos”, dice Piro, quien desde 2016 es máster en Sicología del Deporte y la Actividad Física.

“Los aficionados se enfocan a veces en buscar culpables, nosotros procuramos buscar soluciones y generar el mejor clima posible. No siempre puedes llegar en el medio de un partido a conversar un pelotero porque si está cerrado no te va a escuchar. Después, en el hotel, converso de las futuras oportunidades”.

Este profesional, nacido el 13 de junio de 1977, afirma que haber superado a Industriales en cuartos de final fue una prueba de madurez de Granma, que jamás había derrotado a esa selección en duelos de play off.  También haber obtenido el triunfo ante un Pinar del Río que se mostró muy aguerrido.

Él quedo muy impresionado con la actitud de varios peloteros en los choques contra los Leones. Uno de ellos fue Osvaldo Abreu, quien antes del juego final llamó al capitán, Carlos Benítez, y a todos sus compañeros y dijo en el campo “a la cuenta de tres vamos a gritar un ¡Granma campeón! que retumbe en todo esto”.

“Eso ayuda en desafíos de vida o muerte. Algo parecido había hecho Roel Santos en Las Tunas cuando íbamos en la guagua a efectuar el séptimo partido con los Leñadores. Tales conductas estimulan”, expresa.

Cuando La Demajagua digital le preguntó si era difícil llegar a estrellas como Alfredo Despaigne, respondió que no porque El Inmenso es una excelente persona, receptiva, comprensiva; ayuda, coopera y jamás anda generando ambientes negativos. “Él se suma como uno más, jaranea, da consejos, le dice a cualquier compañero: ‘Coge estas guantillas que ahora vas a batear’. No se cree cosas y conversa mucho con la dirección. Las expectativas sobre él son elevadas, pero lo primero que deben comprender los que critican: es un ser humano”.

El sicólogo también elogió la figura de Lázaro Blanco Matos, quien “aparte de su calidad, tiene una disposición muy alta, se entrega al máximo, es ecuánime, muy equilibrado mentalmente, inteligente, franco y lleno de positividad; también tiene la cualidad de ser líder, eso lo convierte en un mejor atleta”.

Finalmente Piro confía en que los casos positivos de Covid-19 no afectarán tanto la meta lograr el tercer título de Granma, aunque sabe que el rival es Matanzas, que no por gusto ostenta el gallardete de campeón de Cuba. “Ahora necesitamos unirnos más, seguir pensando como equipo y salir a ganar, respetando siempre al contrario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *