La galleta del “31”

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 31 diciembre, 2020 |
0
FOTO/ Roberto Mesa

Si un colectivo en Manzanillo, Granma,- se las vio “negras” en el año que se despide es el de la Galletera La Demajagua.

Apenas pudieron aportar en los duros meses de la Covid 19, cuando muchas unidades del sector alimentario, ellos no pudieron “levantar” la cabeza.

Para tener una idea de lo expuesto, Dannis Rodríguez Tapia, la administradora, ilustró a este periodista que durante todo 2020 presentaron dificultades con la harina: materia prima esencial en la elaboración de galletas de sal.

Pero ello cambió hace tres días y sacaron a relucir la estirpe de su nombre cuando les solicitaron aportar 30 toneladas del alimento para las ferias por el fin de año y el aniversario 62 del Triunfo de la #Revolución cubana en las ciudades de Bayamo y Manzanillo.

“Para eso citamos a los trabajadores desde las tres de la mañana. Hemos hecho tres toneladas por turnos de labor, es un “buen average” porque aquí sólo hacemos dos por día.”Hoy sellamos el compromiso del pedido.

“Ha sido un año complejo: de enero a junio sólo trabajamos 15 días del mes, y del último a la fecha sólo uno, ¿dime tú? La mayoría estuvo en sus casas interruptos al 60 por ciento del salario.

“Después trabajamos sólo un día para garantizar la galletas de las zonas de difícil acceso de Manzanillo y #RíoCauto.

Y LA TECNOLOGÍA…

“Continúa pésima. Los sarténes están un poquito mejor, pero la lona está imposible, difícil para trabajar con ella.

“Los trabajadores tienen un alto sentido de la pertenencia y la responsabilidad por eso estamos aquí para garantizar las galletas del 31 de diciembre.

“Para el 2021 pretendemos poner en marcha un amplio proceso inversionista que alcanzará la mayoría de las áreas de la fábrica y mejorará la atención a los trabajadores”, cerró Rodríguez Tapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *