La Habana instrumenta nuevas medidas para cerrar cerco a la COVID-19

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 16 abril, 2020 |
0
FOTO/Oncuba

La Habana, -Avanzar en la organización, ser más previsores, adelantarse a los problemas, son algunos de los ingredientes que a juicio de Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en la capital, deben potenciarse en la tenaz batalla que, los habaneros y toda Cuba, libran contra la COVID-19 y el virus propagador.

Al resumir, este miércoles, la reunión del CDP que todos los días evalúa la situación epidemiológica del territorio y el plan de enfrentamiento a la pandemia, el también primer secretario del Partido en la ciudad, insistió en el perfeccionamiento de la atención a los Centros de Aislamiento, tarea conceptualizada como de alta prioridad, en tanto define el éxito de este combate por la vida, informa el periódico Tribuna de La Habana.

Torres Iríbar indicó ordenar muy bien el tema de la comercialización de los productos de alta demanda, multiplicar los lugares de venta, con eventuales puntos de expendio en instalaciones donde sea posible, a fin de llegarle a mayor número de personas y al mismo tiempo evitar traslados fuera del barrio.

Definió a los trabajadores y estudiantes ahora en casa, en aislamiento, como un gran ejército local, a aprovechar –en una suerte de reubicación laboral- en las estrategias locales de organización en las actuales circunstancias, y mencionó como ejemplo el apoyo a los servicios de mensajería, en los casos de comida elaborada, alimentos de la canasta básica y medicamentos de farmacia regulados, para auxiliar a quienes lo necesiten y no tengan ninguna otra posibilidad.

Torres Iríbar informó que en la provincia se trabaja sin descanso y aceleradamente, en función de articular un sistema –unas cuatro mil nuevas capacidades- que permita dar una respuesta hasta en el peor de los casos modulados, con una atención adecuada desde el aislamiento hasta los cuidados intensivos.

Explicó que muchos de los actuales confirmados estaban asintomáticos, lo cual obliga a los galenos a ver un sospechoso de la COVID-19 en cada paciente que precise de atención facultativa, y en consonancia hacer la pesquisa indicada y proceder si apareciera un factor que represente un riesgo.

En cuanto a las novedades dentro de la estrategia de enfrentamiento a la COVID-19, aparece la decisión de crear un Estado Mayor de la Salud solo para atender las cuestiones relacionadas con la atención especializada, con una facultativa de probada ejecutoria profesional al frente.

Asimismo, el área higiénico-epidemiológica, contará en lo adelante con la cooperación de varios expertos, provenientes del MINSAP.

Al evaluar las incidencias significativas de la jornada y las medidas o sanciones, en los episodios que lo ameritaron, las violaciones de precio volvieron a aparecer entre las más significativas.

También se hicieron públicas nuevas medidas que persiguen mayor control y organización en la venta de medicamentos en las farmacias (además de los mensajeros, presencia de autoridades locales en la recepción, información del día de entrada de los productos, los cuales serán despachados el día siguiente, así como detalles a la vista de las existencias), y otras disposiciones relacionadas con el cobro de las pensiones por los jubilados (extensión del horario del cobro en exclusividad y la posibilidad de delegar en alguno de los familiares).

En la capital, Plaza de la Revolución, el Cerro, Cotorro, Regla, La Habana del Este y Playa, representan el mayor riesgo epidemiológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *