La historia debe ser profunda

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 21 julio, 2020 |
0
FOTO Yelandi Milanés Guardia

Aunque se considera yarense, José Pedro Salgado Hernández nació en Buey Arriba, hace casi 63 años.Desde pequeño se apasionaba por la historia y ese amor lo llevó a ingresar muy joven en un programa de formación de maestros.

Al graduarse, en el año 1977, lo ubicaron como profesor de la Enseñanza Media, en Veguitas, donde logró impartir la referida asignatura. Luego entró en la Universidad, donde trabajaba y estudiaba al mismo tiempo.

Desde entonces, ha estado ligado a esta Ciencia Social, por alrededor de 43 años, en los cuales ha descubierto que lo que más le llama la atención, además del papel de las personalidades y los acontecimientos históricos, es la historia social y el rol de los que no tienen historia, quienes también desempeñan una función importante.

“Por ejemplo, en las guerras independentistas no solo deben investigarse a las importantes figuras, sino a los mambises y a la población, quienes también tuvieron su protagonismo en las contiendas.

“Me gusta abordar el aspecto social, pues sobre un acontecimiento analizo la situación climatológica, ambiental, epidemiológica y su impacto. Reflexiono no solo sobre el hecho y sus héroes, porque la historia debe ser profunda y hay que rebasar esos límites.

“Adoro adentrarme con mis pupilos en el análisis del impacto de un ciclón, enfermedad, o de un incendio, en la vida y economía de una población. Disfruto verlos motivados y, a veces, me inmiscuyo tanto en la clase, que algunos compañeros me han dicho que parece que estoy metido en una acción militar”.

Siendo un apasionado de las aulas, en 1991 recesó en su labor pedagógica para, por encargo del Partido en Yara, acopiar los hechos relacionados con la historia del municipio. Luego trabajó en el museo de la localidad y allí se hizo museólogo. Posteriormente, realizó una maestría en la Universidad Oscar Lucero, de Holguín, sobre Historia y Cultura en Cuba.

Actualmente es Profesor Auxiliar de la Sede pedagógica Blas Roca Calderío, de la Universidad de Granma, y después de tantos años ligados a la historia, no se concibe alejado de ella.

Gracias a su meritorio trabajo posee dos premios José María Izaguirre, que otorga la Unión de Historiadores de Cuba en Granma; el premio Honrar, honra, por sus investigaciones sobre Martí, y el  reconocimiento como Hijo Ilustre de Yara. Ha sido seleccionado como mejor profesor del departamento de Historia, e investido, además, como personalidad de la cultura yarense.

Los próceres que más lo apasionan son José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Ernesto Guevara de la Serna, Fidel Castro Ruz y el período que más lo deslumbra es el colonial.

Define a la historia como un elemento esencial de la vida, porque es memoria, y sin esta no puedes conocer tu pasado, de manera que entiendas tu presente y puedas enrumbar tu futuro.

“Ahora estoy investigando el impacto social y económico del coronavirus, lo que será, sin dudas, tema de estudio en el porvenir, porque ha marcado profundamente el curso de nuestras vidas”.

Con sobrada experiencia en el estudio de la historia, Salgado Hernández considera que debe de aprenderse no solo por los libros de textos, sino en parques, monumentos, calles, en los diferentes registros y archivos, en bibliotecas y en conversaciones con protagonistas de los hechos. Igualmente, analizarse todos los aspectos, porque la historia no puede verse en blanco y negro.

Los nuevos historiadores, aconseja, precisan pensar que nunca lo saben todo, por lo cual resulta indispensable investigar, prepararse, hacer ciencia y no quedarse atrás en el conocimiento, para brindar lo mejor de sí a los estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *