La ley de Messi

El argentino volvió a decidir un partido que se atascó en el primer tiempo. Hizo dos goles y originó el de Rakitic. A la Juve le faltó pegada.

Share Button
Por AS | 13 septiembre, 2017 |
0

La versión más maradoniana de Messi volvió a imponer su ley y el Barcelona debutó en la Champions League derrotando a la Juventus por 3-0. Siempre ha sido Leo el factor diferencial del Barcelona, pero pocas veces con la incidencia que tiene ahora con Valverde, un técnico que está sacando lo mejor del argentino. Lleva tiempo La Pulga ejerciendo un poder sobrenatural y totalmente dominador sobre el juego que le sirve para determinar que los partidos sean lo que él quiera. Ni más ni menos. Messi decide cuando se acaba el partido, cuando se archiva, cuando se corre para atrás y cuando se guarda la pelota.

La versión más maradoniana de Messi volvió a imponer su ley y el Barcelona debutó en la Champions League derrotando a la Juventus por 3-0. Siempre ha sido Leo el factor diferencial del Barcelona, pero pocas veces con la incidencia que tiene ahora con Valverde, un técnico que está sacando lo mejor del argentino. Lleva tiempo La Pulga ejerciendo un poder sobrenatural y totalmente dominador sobre el juego que le sirve para determinar que los partidos sean lo que él quiera. Ni más ni menos. Messi decide cuando se acaba el partido, cuando se archiva, cuando se corre para atrás y cuando se guarda la pelota.

Ante la Juve, dos goles, un recital, la jugada del gol de Rakitic y un balón al palo,el quinto esta temporada. La ley de Messi no está al alcance ni de Buffon, uno de los pocos porteros que jamás había encajado un tanto del argentino y asistió impotente al recital del ’10’ blaugrana.

Más allá de la figura de Messi, el Barça de Valverde sigue superando pruebas. Tras ganar los tres primeros partidos de Liga ante rivales manifiestamente más inferiores que el conjunto blaugrana, le faltaba al conjunto culé una prueba de fuego. La Juve llegaba pintiparada para determinar el verdadero nivel de los catalanes. Y tras una primera parte de tanteo, el Barça se comió al subcampeón de Europa, que además era el equipo que les apeó de la máxima competición continental el curso pasado.

En una lección de pragmatismo que le aleja de inventos anteriores, Valverde volvió a apostar por no tocar lo que funciona y apenas hizo cambios en la alineación. El cuento ese de que Iniesta necesita descansar y no aguanta tres partidos seguidos queda definitivamente en el olvido. Tras jugar dos encuentros con España y el derbi ante el Espanyol, el de Fuentealbilla volvió a ser titular para liderar a un Barcelona donde la única novedad fue que Dembélé ocupó el puesto de Deulofeu.

La primera parte fue más de la Juventus que del Barcelona y Ter Stegen, el sostén de un equipo que pese a tener la posesión, sufría ante los contragolpes de los italianos.

Esta igualdad la rompió Messi en el último minuto de la primera mitad con el que podría considerarse el primer gol del nuevo tridente. Dembélé condujo el contragolpe, se asoció con Messi que hizo un pared con Suárez y el argentino batió de tiro cruzado a Buffon. la Juve se fue al descanso con un trágico cambio de escenario respecto a sus intereses.

En la reanudación, el Barça ya no dio opción a los de Allegri y dominó el partido de cabo a rabo. Messi disparó al palo en un primer aviso, Rakitic marcñó el 2-0 tras una nueva cabalgada del argentino y de nuevo Messi anotó el tercero liquidando el partido al filo del minuto 70.

Lo que restaba de encuentro fue un ejercicio en el que a ratos el Barça se durmió y la Juve gracias a la entrada de Bernadeschi pudo marcar pero donde también se dieron jugadas que pudieron llevar a los de Valverde a la goleada como el tanto anulado a Suárez.

En todo caso, una demostración de que este Barça de Valverde y de Messi sigue creciendo a cada partido que juega y que sigue asegurando tres goles a favor sin recibir ninguno en contra. Y esta vez, contra toda una Juventus, con bajas, sí, pero incapaz de poner una enmienda a la ley de Messi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *