La masonería y nuestra historia de luchas (+ videos)

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 6 octubre, 2018 |
1

Mediante secretos e inconfesables rituales muchos de nuestros más grandes próceres se iniciaron como masones. Su promesa de ser vivos ejemplos de moralidad y humanismo, los hizo mejores personas y – a su vez- los erigió como paradigmas de los hombres de su tiempo.

Armonía, caridad, concordia, amor, fraternidad… fueron palabras que trascendieron los márgenes de sus logias y se convirtieron en principios extendidos a sus vidas y a la manigua redentora.

#10deOctubre

La Demajagua en saludo al aniversario 150 del inicio de las gestas independentistas de Cuba le propone una serie de trabajos
vinculados al hecho histórico.
Logias masónicas: el incipiente camino a la libertad!!!!

Publicada por La Demajagua en Sábado, 6 de octubre de 2018

Aún imagino a Francisco Vicente Aguilera presidiendo- en la logia bayamesa “Estrella Tropical”- las reuniones conspirativas de aquellos insignes patriotas y reconocidos masones. Su pensamiento altruista les impedía hacer caso omiso a la penosa realidad de Cuba, por ello en sus congregaciones también se hicieron juramentos de fidelidad a la causa libertaria y votos por una patria libre.

La masonería no es una organización política, aunque en ocasiones sus miembros han sido perseguidos por causas políticas. Tampoco es una secta religiosa, aunque sus adeptos confiesan una fe absoluta hacia sus principios y un gran respeto y veneración por el Gran Arquitecto del Universo.

Mas admiro la valentía y pasión con que supieron oponerse a cualquier tiranía religiosa o política. Elogio su actitud irreverente hacia todo lo que divide y separa los hombres, y su lucha incesante por el mejoramiento humano.

Es difícil olvidar que en esos talleres (logias) se nuclearon jóvenes como los de Artemisa, los cuales- en el año del centenario del Apóstol- se proyectaron por la construcción de una Cuba más próspera y justa. Tan noble empeño demandaba una absoluta discreción que solo los claustros masónicos permitían y favorecían.

Resulta interesante en la historia de los hombres de la escuadra y el compás, el hecho de que las autoridades de la fraternidad muchas veces coincidieron con las personas de mayores cargos y responsabilidades en las guerras por la independencia. Válido ejemplo del prestigio y la fama que distinguían a francmasones como Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, Antonio Maceo, Máximo Gómez y otros.

Tampoco se puede obviar la confección de nuestra bandera bajo principios masónicos en los que el tríptico igualdad, libertad, fraternidad destacaba en el significado de su triángulo y denotaba los nuevos ideales que impulsaban a los cubanos.

A pesar de las duras condiciones que imponía la guerra no se dejaron de comulgar estos hermanos, por ello fundaron logias llamadas trashumantes por ser constituidas en plena manigua. Entre ellas destacaba “La Independencia”, fundada por Céspedes y que inició en la cofradía a varios mambises.

El logro de una sociedad con todos y para el bien de todos, donde la ley primera fuera la dignidad plena del hombre fue un sueño compartido por el ilustre masón José Martí. Muy pocos hombres han logrado- como él lo hizo- complementar de forma tan auténtica y natural los preceptos humanistas y filantrópicos de la fraternidad con su accionar cotidiano.

10 de Octubre, Aniversario 150 de nuestras luchas de independencia!!!

10 de Octubre, Aniversario 150 de nuestras luchas de independencia!!!

Publicada por La Demajagua en Viernes, 5 de octubre de 2018

Cuando inmersos en la celebración del aniversario 150 del inicio de nuestras guerras independentistas, volvemos la vista sobre esta prestigiosa hermandad, debemos recordar su aporte a un pensamiento avanzado que derivó en la decisión de sus miembros de luchar por sus otros hermanos oprimidos, y otorgarles libertad e igualdad, tal como reza su sagrado tríptico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Gracias por este artículo. Para nosotros los masones es muy importante cuando la sociedad reconoce nuestro papel en todas las etapas que ha vivido nuestro país. Por eso que pedimos a las autoridades que lejos de temernos, que se nos una, porque nuestra labor es la de hacer de los hombres, mejores personas. Aquí estuvimos, aquí estamos y estaremos siempre los masones, luchando por mantener viva nuestra fraternidad y como entes activos de la sociedad, tratando de llevarles nuestro ejemplo de hombres libres y de buenas costumbres.