“La música nos acompaña siempre”

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 2 octubre, 2019 |
0

Manzanillo.- Si alguien en esta costera ciudad, bañada por las aguas del Golfo de Guacanayabo, que el legendario Bárbaro del Ritmo, Benny Moré inmortalizó como bahía y en la que quiso pescar la luna en el mar, anda sus calles con el orgullo de experimentar el aliento del pueblo traducido en cariño, admiración y respeto es Wilfredo Pachy Naranjo Verdecia, director de la orquesta Original de Manzanillo.

Este eminente pianista supo cimentar desde la adolescencia una carrera que hoy se distingue en escenarios cubanos y extranjeros y desde la pequeñez de la estatura física alza la inmensidad de los genuinos artistas sencillos y nobles curtidos en el duro bregar de las tarimas de fiestas populares, los teatros, medios de difusión, grabaciones en estudios y las faenas de arreglista, compositor y Maestro de Juventudes.

En un corto receso de la apretada agenda de estos días (prepara una sorpresa que, junto a otro grande del pentagrama cubano: Frank Fernández y la orquesta Sinfónica Nacional, estrenarán en la gala por el Día de la Cultura cubana, en la ciudad de Bayamo) Pachy me recibe atento en su hogar manzanillero de la calle Doctor Codina esquina a calle Merchán.

El Día Internacional de la Música, este primero de octubre, es pretexto y define, sentado frente a la computadora de su estudio, que “música es el bien combinar de los sonidos y el tiempo, teóricamente hablando.

“La música es todo: lo que nos alegra y entristece, lo que nos provoca un estado de ánimo, de acuerdo a la situación en la que te encuentres.

“Para mí la música es vida porque desde la infancia hasta este momento la he trabajado. Ahora preparo lo que presentaremos en la gala de la Fiesta de la Cubanía.

“La música nos acompaña siempre porque cuando vamos al campo, al monte y escuchamos el trinar de los pájaros eso música; la bélica porque existen marchas militares y hasta en las honras fúnebres hay música.”

– ¿Cómo usted la vive y de qué manera protegerla, esencialmente, la música cubana? 

“Yo la vivo todo el tiempo: es mi deber y mi obsesión porque he vivido siempre dentro de ella y para la música; yo pienso música, no sé en qué pensarán los oficinistas, los maestros, matemáticos o físicos preparando clases o fórmulas.

“Yo, única y exclusivamente, pienso música y tengo a veces que “arrancármela” del cerebro para poder descansar un rato, dormir unas horas que me hace falta porque todo el día y la noche es haciendo música.

“Salvaguardar, por sobre todas las cosas, nuestra música cubana es uno de los deberes y verdadero deber de nosotros. “Salvar nuestros géneros porque la música de la Isla se impuso en el mundo y tenemos la obligación (sobre todo las generaciones que vienen detrás) de cuidar ese legado para que ella siga enalteciendo nuestro país, representándolo y continúe como muestra de lo que hacemos los cubanos durante toda nuestra vida.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *