La número 18 de Bayamo

Los de la capital granmense se confirmaron como los máximos ganadores de títulos (18), bastante alejados de Jiguaní (9), Campechuela (8) y Yara (6).
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 3 abril, 2017 |
0
Fotos Rafael Martínez Arias

Con soberbia demostración del lanzador Juan Ramón Olivera, la selección de Bayamo derrotó hoy a Niquero en su cuartel general, el estadio Mártires de Barbados, para agenciarse la corona de la 41 Serie provincial de béisbol en Granma.

Olivera, monarca con los Alazanes en la pasada edición de los campeonatos cubanos, tiró nueve entradas sin permitir carreras y solo cuatro indiscutibles, para guiar a los bayameses a su décimo octavo título en estas justas.

El serpentinero bayamés reconoció que estuvo en tarde de gala, y que ha vuelto a lanzar por el lado del brazo, lo que le ha permitido recobrar la efectividad, “lo estaba haciendo por encima y me conectaban con facilidad”, reveló.

Como en otras ocasiones, Olivera se apuntó la victoria en un juego decisivo

Juan Ramón, además, concedió cuatro ponches y regaló tres boletos, y contó con el respaldo ofensivo de Wilfredo Sánchez y Agustín Arias, quienes se repartieron -a partes iguales- cuatro de los ocho imparables que conectó su equipo.

El torpedero Sánchez intervino en las dos carreras del encuentro, al anotar una y remolcar otra; mientras el inicialista Arias trajo la primera con un triple, que le hubiese bastado a los de la Ciudad Monumento Nacional para imponerse.

“Siempre tuve confianza en los muchachos y en la victoria”, refirió el mentor Luis Ernesto González, quien reconoció el buen papel de los niquereños, después de forzar la celebración del quinto y último juego del cotejo.

“Mis felicitaciones para ellos, que por primera vez llegaron a la Gran final”, añadió el timonel de los nuevos monarcas de la pelota aquí.

Ante la incidencia en el rendimiento colectivo, por la baja de varios jugadores que se sumaron a la preselección granmense del Sub 23, González comentó: “Ya teníamos el team work, pero suplimos con los refuerzos, que también se integraron”.

De esta forma, la representación de la capital granmense se confirmó como la máxima ganadora de títulos (18), bastante alejada de Jiguaní (9), Campechuela (8) y Yara (6).

El conjunto de Río Cauto, verdugo de Yara en la discusión del bronce, terminó en el tercer puesto; del quinto al octavo se ubicaron, en ese orden, Campechuela, Manzanillo, Buey Arriba y Jiguaní; mientras Bartolomé Masó, Ganaderos (segundo equipo bayamés), Media Luna, Cauto Cristo, Guisa y Pilón cerraron el ordenamiento.

Aunque Wilfredo Sánchez no estuvo bien en la final, hoy su aporte ofensivo resultó determinante  en la coronación de  Bayamo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *