La pasión de Veitía

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 19 mayo, 2017 |
0

Manzanillo.- Fortaleza, pasión y explosividad se conjugan en la personalidad de Ronaldo Veitía Valdivié, cualidades que lo encumbraron como el más brillante profesor de judo femenino de todos los tiempos en Cuba.

Luego del desempeño como atleta de la disciplina, de la que resultó 17 veces campeón nacional de su categoría, asume en 1986 las riendas del equipo de mujeres.

“Laborar por tantos años con ellas fue un gran placer que me permitió la vida”, nos confiesa el carismático instructor de visita por estos días en Manzanillo, para beneplácito de los amantes de la disciplina de los ippones .

“Juntos materializamos una trayectoria que puedo resumirte en 57 medallas mundiales (16 campeonas) y 25 preseas olímpicas, de las cuales siete son de oro. Para ellas siempre dedico la mejor de las flores.

-¿Por qué?
“Las mujeres cubanas son excepcionales,  los hombres tenemos bien claro lo que a ellas les sobra: valentía, sentido de la identidad y lucha cotidiana.

“Exigencia y disciplina fueron la clave del éxito que enarbolé como premisa. Esta última es capaz de solventar hasta los problemas económicos, y darle relevancia a la dedicación y la entrega”.

-¿Cuál es la importancia que le concede al trabajo en la base?
“Primordial. Es lo que garantiza la fortaleza del alto rendimiento en cualquier deporte.
Aprovecho para felicitar a los profesores, compañeros consagrados a la misión de descubrir y potenciar los talentos en los municipios y que lleguen a las selecciones nacionales para pulir los detalles y convertirlas en campeonas olímpicas y mundiales”.

El profesor Veitía asegura que su fe es ciega y por eso siempre confió en sus atletas, “y en las mejores muchísimo más porque son capaces de dar lo que menos te imaginas”.

-¿Qué es el proyecto Primavera?
“La historia no la podemos olvidar. El judo es mi novia y por ese amor es que no puedo permanecer en casa: Primavera es mi aporte con humildad al desarrollo de los niños que descubren este deporte, que ofrece cánones de respeto y de solidaridad, que aprendan esos valores”.

-¿Por qué decide retirarse en medio de un ciclo olímpico?
“Los momentos de decisiones no son de titubeos y cuando no te consideran tu presencia, regálales tu ausencia”.

-Planes
“Disfrutar la vida, de la familia que por muchos años la ubiqué en un segundo plano por las cuestiones laborales, pero fue un tiempo muy gratificante y seguir aportando desde mi nueva posición las experiencias y escribiendo, cuestión que disfruto mucho.

“Agradezco a las autoridades manzanilleras la invitación a esta hermosa ciudad y la acogida extraordinaria que me ha tributado el pueblo”.

-Héroe del Trabajo de la República de Cuba.
“El más grande compromiso. Una responsabilidad con el pueblo, con mis seguidores, porque esta distinción sella el cariño y consideración que por los años ha sido y será recíproco.

“Un Héroe del Trabajo de la República de Cuba es ofrecer las enseñanzas que a lo largo de los años aprendí de la Revolución cubana y de nuestro invicto Comandante en Jefe”.

Fidel
“Yo nací en 1947 y empecé a descubrir un gran ejemplo en él, no solo para mí, sino para todas las personas de mi generación y las posteriores.

“Gracias a él los cubanos disfrutamos hoy de un mejor país y de conquistas sociales que antes eran sueños. Eso no se puede olvidar y tenemos la obligación de mantenerlo vivo en nuestras mentes y corazones”.

Junto a familiares y compañeros de labor, Ronaldo Veitía Valdivié presenciará este sábado una exhibición de judo, impartirá una conferencia magistral y recorrerá sitios de interés social, económico, cultural e histórico de Manzanillo, entre ellos el Parque Museo La Demajagua, Monumento Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *