La pedagogía es mi gran concierto

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 20 diciembre, 2019 |
0
Foto LUIS CARLOS PALACIOS LEYVA

Diciembre avanza indetenible pero el profe Ramiro lleva la delantera, el odómetro de la vida registra 45 de permanencia en la Enseñanza Artística.  “Me inicié en la música popular a los 13 años, con el profesor de guitarra Hugo Naranjo, por resultar de su dominio, tardíamente si lo comparamos con las exigencias actuales de la Enseñanza Artística.

“Luego estudié en la Escuela de arte de El Caney y egresé como el mejor expediente del antiguo Oriente, aprendí guitarra en la Escuela Nacional de Arte y como estímulo me dejaron de maestro en el referido centro.

“De regreso trabajé en la Academia de El Yarey, y al volver a Manzanillo me desempeñé como asesor provincial de música, tiempo en el que se convocó a un examen en La Habana para cursar estudios de Nivel Medio Superior en la Enseñanza Artística, retorné con categoría de Excelencia en la música de concierto.

“Integré el claustro de profesores en la Escuela elemental de música Manuel Navarro Luna y años después me nombraron como director, responsabilidad que asumí durante 30.

“Simultáneamente hacía arreglos para las grandes orquestas de la ciudad; Lino Borbolla, La América, Innovación…y formé parte de la Original de Manzanillo, de la que me separé para no sacrificar mis estudios y la docencia que me apasiona”.

OTRAS ARMONÍAS

“Fui director de la orquesta del festival de música cubana Sindo Garay, formé la banda de las Fuerzas Armadas de la República de Mali, trabajé como asesor del Ministro de Cultura y de la Universidad de África, además de ser el jefe de la misión cultural en ese país.

En el 2010 organicé la orquesta Son verdad, fundamentalmente con repertorio y arreglos propios y en breve tiempo un empresario extranjero se interesó por la música que hacíamos y nos contrataron para una gira por Canadá.

“Resultó el grupo de mayor convocatoria en el festival y carnaval de música latina en esa norteña región, con amplio reconocimiento en los festejos de salsa realizados allí.

LA SORPRESA

“Junto al financiero que nos atendía, acudimos a una tienda para alquilar un teclado, el dependiente me miraba insistente, hasta preguntarme:

-¿Usted es el director del conjunto cubano que está tocando aquí?

“Sorprendido por la pregunta vacilé hasta responderle afirmativamente, me llevó a otro departamento cercano y mostrándome un televisor de pantalla descomunal me dijo:

-Mírese ahí tocando con su orquesta y en la calle apreciará carteles lumínicos anunciándolos, tienen una promoción tremenda- precisó.

El maestro sonríe junto al tiempo, en su mente convergen dos proyectos inmediatos: la formación académica de sus estudiantes y los 20 años de la agrupación Son verdad y, aunque diciembre avanza indetenible, el profe Ramiro asegura la delantera en el tiempo que está por venir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *