La primera patada

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 10 agosto, 2018 |
0
César García tuvo una buena apertura en el estreno de la 58 Serie nacional de béisbol / FOTOS Luis Carlos Palacios Leyva

Lo que se vivió esta noche en el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo, obligó a quienes seguimos –de principio a fin- la Gran final de la pasada campaña, a recordar el peleado triunfo de los Alazanes, el 28 de enero pasado.

Entonces, aquella victoria con pizarra de 3×2, en el abarrotado Julio Antonio Mella, de Las Tunas, dio a la selección de Granma la segunda corona al hilo, pero después de una rebelión en el noveno episodio de los Leñadores, quienes ahora volvieron a pagar bien cara la derrota.

De hecho, el juego, que signó el inicio de la edición 58 de las Series nacionales de béisbol, corroboró que ambos conjuntos no solo aparecen entre los favoritos para acceder a la segunda fase del campeonato, también los confirmó como aspirantes de fuerza para llegar a los play off.

A pesar de la rivalidad existente y de las credenciales presentadas, en el desafío afloraron carencias en el pitcheo porque ninguno de los dos staff se mostró sólido sobre la lomita del parque bayamés, a excepción del abridor granmense César García y los relevistas tuneros Enier Ferraz y Rodolfo Díaz, baluartes en el segundo lugar de su provincia en el último Nacional Sub 23.

García espació seis incogibles en igual número de entradas, en las que permitió par de carreras limpias, propinó tres ponches y regaló dos boletos, para anotarse la primera victoria del torneo, pero con susto.

Quienes reemplazaron al campechuelero –Erluis Blanco y Joel Mojena- no estuvieron dominantes, al punto de tolerar cinco rayitas (cuatro en el noveno), que redujeron a una sola carrera la ventaja granmense.

El salvador fue Juan Danilo Pérez, quien sobre una línea de Jorge Jhonson sacó par de out para frustrar las intenciones tuneras, antes de que el veterano Danel Castro roleteara por el campo corto y fijara el marcador final en 8×7.

Por el otro bando, el también experimentado Yoelkis Cruz apenas pudo sostenerse, al extremo de recibir castigo de seis incogibles y cinco carreras, para abandonar el montículo en el segundo acto y cargar con el revés.

Sus dos primeros relevistas –José Adriel Moreno y Yoan Antúnez- fueron ineficientes, pero luego Ferraz y Díaz propinaron cuatro ceros consecutivos para frenar el ímpetu de los Alazanes, que mostraron ofensiva de 13 inatrapables.

El antesalista y segundo en la tanda Osvaldo Abreu encabezó el ataque con tres sencillos, igual cantidad de anotadas y una impulsada; mientras, Roel Santos, Guillermo Avilés, Carlos Benítez y Yoelkis Céspedes batearon par de sencillos per cápita.

Este viernes, los vigentes campeones de la pelota cubana inician el compromiso frente a Santiago de Cuba en predios bayameses; y los tuneros, también en condición de anfitriones, chocan con Guantánamo.

El inicialista Avilés, además, remolcó par de carreras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *