La rehabilitación es infinita

El presidente de la asociación cubana de limitados físico motores en bayamo, conceptualiza sobre la interacción de las personas discapacitadas con su entorno.
Share Button
Por Luis Morales Blanco | 22 julio, 2015 |
0

Ibrahín León MilanésNada ha podido borrar la sonrisa optimista de Ibrahín León Milanés (Firi), desde su entrada en la enseñanza secundaria básica, con aquellas ansias enormes de saber, cultivar amistades y practicar deportes; 40 años después esa expresión es un antídoto contra sinsabores.

Balonmanista, profesor y entrenador principal del equipo nacional femenino de ese deporte, obtuvo reconocimiento dentro y fuera de la nación.

Gracias a él, Balonmano en Granma ubicó todas sus categorías en la primera división del país,

El femenino, categoría mayores, fue el primer deporte colectivo en ganar medalla de oro, después de la división política administrativa.

“Eso determinó que fuera designado preparador principal del equipo nacional, subdirector deportivo en la Epef, durante un año y después director de la Institución.

“A pedido de la Federación mexicana de balonmano, en coordinación con el Inder, se acordó que marchara a la nación azteca por dos años, como entrenador de su selección nacional, pero tuve un accidente gravísimo, ¡y ni siquiera pude actualizar el pasaporte…!”.

“La percepción del riesgo es medular: un vecino me pidió bajarle la antena de televisión, pero me alcanzó la alta tensión y quedé pegado a la corriente unos 15 segundos, me afectó los cuatro miembros, de ahí múltiples ingresos y dos años en rehabilitación…

“Agradezco infinitamente a mi hermana y mi madre por el apoyo en esos momentos duros y de depresión… hacía solo un mes que había fallecido el viejo, mis niños eran pequeñitos… fueron instantes muy difíciles, pero salimos del problema… la influencia familiar salva a cualquiera.

“A partir de ahí la vida me dio un vuelco, soy un hombre realizado, aunque pude tener un futuro mejor.

“Cuando dirigía la Epef, allí competían atletas de las tres asociaciones, yo garantizaba todo, pero

no veía los partidos, me deprimían, y era una gran equivocación, a esos atletas, como a cualquiera, les gusta que aprecien sus dotes, que los alienten, a veces las personas con discapacidad están mejor preparadas para convivir con la sociedad que a la inversa.

“¡Qué ironía tiene la vida, me tocó a mí; lideré muchos años Deportes e integración, y llevé, con mucho orgullo, a muchachos como aquellos a cientos de competencias”.

Desde febrero de 2002 Firi es presidente de la Asociación en Bayamo; a partir de 2012, miembro del Consejo de dirección nacional de la Aclifim y desde 2013 es miembro de su ejecutivo nacional.

“Conocemos nuestras dificultades, en 2014 recibimos la condición de mejor municipio, esto nos halaga y compromete, pero seremos verdaderamente vanguardias cuando lleguemos a todas las personas con discapacidad, cubramos sus necesidades, y mejoremos su calidad de vida, ahí es donde uno realmente se siente integral”.

“Una de las mayores dificultades de los asociados es la eliminación de barreras arquitectónicas, muchas instituciones y personas naturales no valoran la importancia cardinal para una persona con discapacidad que las escaleras tengan barandas o haya rampa para la accesibilidad y lograr la fórmula: Entrar, Llegar y Utilizar… es un tema difícil y aunque se ha logrado algo, nos falta muchísimo.

“La rehabilitación es infinita, a una persona le amputan una o ambas piernas y piensa que jamás podrá, digamos, montar en bicicleta, pero cuando menos lo espera ya lo está haciendo, con prótesis…

“Tenemos casos de asociados en puestos regulares, por ejemplo, José Rodríguez Cedeño trabaja en la Empresa Eléctrica junto con los linieros.

“Hemos ganado mucho en la incorporación, en Deporte y Cultura tenemos buenos resultados, pero hay otros campos como el trabajo en la comunidad urgido de fortalecerse más, hay que enfatizar en las zonas rurales cercanas o alejadas de Bayamo.

La vida le ha sonreído en muchísimos aspectos…

“Si, tengo cuatro hijos, cinco nietos, una familia extraordinaria… me siento muy bien en la Asociación, ayudo a mucha gente… a veces me siento agotado, pero hago un esfuerzo gigantesco y ¡adelante!…

“Cuando para una persona convencional pasa un año, para nosotros parecen tres, por la cantidad de barreras a desafiar, por la impotencia que a veces sufrimos para resolver una situación y eso a veces se revierte en nuestra salud…

“…Pero avanzar depende mucho de la voluntad humana, soy muy feliz con mis hijos, todos profesionales, con mis amigos y camaradas y seguiré siendo el mismo muchacho alegre y cooperativo hasta que me muera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .