“La Revolución me cambió la vida”

Share Button
Por Andy Zamora Zamora | 28 enero, 2020 |
0
FOTO/ Andy Zamora

Javier Nava Fuentes está satisfecho del trabajo de integración social realizado por la Asociación Nacional de Ciegos en Cauto Cristo, donde disfruta de los múltiples beneficios ofrecidos por esa organización a sus miembros.

Actividades manuales de impacto social, como la elaboración de sogas, posibilitan a este hombre crecerse ante las adversidades y demostrar su talento.

Participa activamente en diversas labores comunitarias. Con el acompañamiento de miembros del secretariado municipal, como es el caso de Inés Noguera Verdecia, ha logrado mayor socialización en el grupo a nivel municipal.

La celebración de jornadas culturales, cumpleaños colectivos, asambleas, actos políticos, entre otros, le ha permitido conocer nuevas potencialidades y aprovecharlas en función de la elevación de la calidad de vida del colectivo.

Su protagonismo, potenciado por la ANCI, dispone de la fortuna de un sistema social impulsado por la Revolución, que ha puesto en sus manos recursos subsidiados, así como una ayuda económica, establecida para personas de bajos ingresos financieros.

Una célula básica confortable por valor de 75 mil pesos, financiada por el Estado, forma parte de la entrega gubernamental a Nava Fuentes.

“La situación de mi casa era difícil, con peligros de derrumbe, en una zona aledaña al río y este bien me ha cambiado la vida por completo”, alega el paciente, atendido especialmente por el Centro de Retinosis Pigmentaria de Granma.

Respecto al trabajo realizado por las diferentes instituciones con esa finalidad, el cautocristense afirmó:

“Estoy agradecido de ese gesto, todos apoyan a nuestro desempeño y cuando nos organizan algún evento, lo hacen con calidad”, destacó.

Eudis Luis Ramírez Moreno, Presidente de la ANCI en el territorio, explicó que además de Javier, otros cuatro asociados poseen residencias otorgadas por el Consejo de Administración Municipal de forma gratuita.

“Cuando nos dirigimos al Partido, el gobierno, la Federación u otra organización, recibimos la mejor atención y el trato oportuno a cada una de nuestras necesidades”, confirma.

Los esfuerzos desarrollados para su bienestar, resultan los más nobles, en una República, con todos y para el bien de todos, como lo soñó José Martí, en esta demarcación caracterizada por la alta prevalencia de enfermedades visuales, donde están registradas actualmente 68 personas portadoras de discapacidad de esa tipología.

Cumplida esa premisa, tras el triunfo revolucionario, en Cuba se mantienen los esfuerzos para lograr el pleno ejercicio de sus derechos a quienes constitucionalmente forman parte activa de una Isla comprometida con el mejoramiento humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *