La Revolución y la Patria jamás abandonan a sus hijos (+ audio)

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 22 noviembre, 2019 |
0
Foto/ Luis Carlos Palacios Leyva

“El reencuentro con nuestros coterráneos, la familia y los vecinos ha sido algo maravilloso, acogida, música, banderas…, todo nos ha llenado de regocijo, y satisfacción, pues es el reconocimiento de todo un pueblo por la labor que desarrollamos en Bolivia”.

Dice a la prensa visiblemente emocionado el joven doctor Manuel de Jesús Aldana Martínez, especialista de Primer grado en Medicina General Integral, quien el domingo 17 de octubre llegó a su querido Bayamo, provincia de Granma, como parte del primer grupo de colaboradores de la salud del Estado Plurinacional de Bolivia, que retornó a la Patria luego del golpe de estado a Evo Morales, entonces Presidente de ese país.

“Los primeros momentos a partir de la asonada a Morales fueron muy tensos, comenzaron en las redes sociales manifestaciones en contra de la misión médica cubana, e inmediatamente se tomaron las medidas necesarias para nuestra protección física, a pesar de eso nos mantuvimos trabajando hasta que fue posible, ya cuando comenzaron las agresiones físicas no podíamos salir de las viviendas, pasaban frente a nuestras casas y nos gritaban. Nunca había sentido en tanto peligro mi vida. Al partir nos revisaron los paquetes, nos lo abrieron, nos ofendieron…

“No obstante todo ello, siempre tuvimos la convicción de que no estábamos solos, porque el Gobierno y el pueblo de Cuba nos estaban apoyando, eso nos reconfortó, y nos dio fuerzas para tener la valentía suficiente de enfrentar esa situación. La Revolución y la Patria jamás abandonan sus hijos.

“Yo representé en la misión la Atención Primaria de Salud, nos correspondía atender la clase más humilde, la más agradecida, son estas personas quienes más van sufrir por la partida de la colaboración médica cubana.

“Los opositores nos maltrataron, nos calumniaron, y nosotros nos crecimos ante esas dificultades, porque somos médicos valientes y decidimos hacerlo de esta manera, representar así a nuestra Patria y eso habla por sí solo.

“Al llegar a Bolivia me ubicaron en el departamento de Potosí, a los dos meses fui trasladado al departamento Santa Cruz, municipio Montero, estuve allí 29 meses.

“Ese es uno de los departamentos más opositores, allí trabajé en cinco o seis centros de atención comunitaria gratuita, la brigada concluyó con 36 colaboradores. Cada médico era responsable de una o dos comunidades, hacíamos además, seguimiento de las enfermedades crónicas trasmisibles y no trasmisibles, al programa materno infantil, y actividades de promoción y prevención de salud en las emisoras radiales”.

El Doctor Aldana ha representado el internacionalismo cubano en la hermana República Bolivariana de Venezuela, y además de sentir especial orgullo por su tierra natal, lo siente por sus padres, aún no tiene hijos, pero desea serlo pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *