La segunda hora de los cultivos varios en Cauto Cristo

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 26 junio, 2020 |
1
FOTO/Luis C. Palacios Leyva

A quienes vimos el esplendor de la empresa Mártires de Artemisa, de Cauto Cristo, sus extensos y productivos platanales, plantaciones de ají pimiento para exportar y el consumo interno, por solo poner dos ejemplos; y presenciamos, también, su deterioro, nos alegra observar que resurge, cual ave fénix, aunque con otra estructura.

A causa de la inflexión económica sobrevenida en Cuba al derrumbarse el campo socialista en Europa del Este y la desaparecida Unión Soviética, a finales de los años `80 y principios de los `90 del pasado siglo XX, en 1993 las tierras de la mencionada entidad de cultivos varios son distribuidas entre cinco unidades básica de producción cooperativa (UBPC).

El funcionamiento de esas nuevas bases productivas no fue el deseado y de ellas quedaban solo dos en el año 2000, las que también se deterioraron, quedándose una con solo siete trabajadores y la otra con 22.

En 2008 más de la mitad de esos terrenos fueron entregados en usufructo para ganadería, más tarde es creada una Unidad Empresarial de Base (UEB) perteneciente al Ejército Juvenil del Trabajo, que luego pasa a la empresa integral agropecuaria Granma, con sede en Bayamo.

El 2 de mayo último Federico Hernández Hernández, primer secretario del Comité provincial del Partido Comunista de Cuba, en Granma, realizó un recorrido por los campos cautocristenses, invadidos, en algunas partes, por marabú, apreció su enorme potencial productivo y orientó a los directivos locales del Ministerio de la Agricultura hacer lo necesario para ponerlos en producción de cultivos varios.

En menos de lo que canta un gallo, diría un campesino, llegaron potentes buldóceres, grúas y retro excavadoras que comenzaron a desbrozar los breñales y limpiar canales azolvados.

FOTO/Luis C. Palacios Leyva

Ahora en las áreas próximas a la comunidad La Seis, Sombrero Uno y Sombrero dos, se observan plantaciones de yuca, maíz, plátanos. También,  tractores, yuntas de bueyes y campesinos azadas en mano, en pleno laboreo.

Pablo Sánchez Rodríguez, director de la Unidad Empresarial de Base Integral Agropecuaria (Uebia) Cauto Cristo, explica que en la actual primera etapa del programa de recuperación de la entidad, se acomete la preparación de 400 hectáreas (ha), de las cuales hay sembradas  más del 70 por ciento.

La segunda etapa, añade Sánchez Rodríguez, tiene el objetivo de continuar la preparación de áreas en la zona de Sombrero y rescatar las dos UBPC (en proceso de unificación en una sola), que tienen sus fuerzas de trabajo completas y cuyas áreas deben quedar plantadas al cierre de agosto.

Pablo Sánchez destaca que el municipio de Cauto Cristo posee tres mil 185 ha de cultivos varios, más mil 700 infectadas de marabú, nueve Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), dos (CPA) y las mencionadas UBPC.

Pablo Sánchez Rodríguez FOTO/Luis C. Palacios Leyva

La estrategia elaborada prevé –prosigue- que dicha Uebia dedique 400 ha a la siembra de plátano, 200 ha a maíz, 60 ha a yuca y 35 ha a boniato, convirtiéndose así en un polo viandero, al que se suma la CPA Carlos Bastida, que tiene 315 ha, mayormente de viandas.

Además, algunas áreas serán plantadas de guayaba, fruta bomba y otras especies frutales, para suministrar materia prima a una mini industria recién montada en la entidad. En tanto, las CCS producirán, fundamentalmente, hortalizas.

Poseer solo cuatro motores para extraer agua del Río Cauto y regar con ella, por gravedad, algunos plantíos, y escasez de equipos para la preparación de suelos, limitan la producción de la Uebia, que en 2019 entregó a Acopio nada más 900 toneladas de viandas y para este año tiene en plan dos mil 400, cifra que en lo adelante debe aumentar como resultado de la recuperación en marcha.

Cultivo con tractor de plantación de plátano FOTO/Luis C. Palacios Leyva

Si el hombre sirve, la tierra sirve, sentenció nuestro Héroe Nacional, José Martí. En el pasado, los cautocristenses y sus tierras demostraron, con sus producciones, que ambos sirven, no hay que dudar que pueden volver a ponerlo de manifiesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos periodista y foristas que siguen la prensa local, excelente noticia saber que se ha pensado en recuperar el inmenso polo productivo que constituyó Cauto Cristo, siempre he dicho que los problemas objetivos pueden existir pero los subjetivos son los que han llevado a que una provincia con excelentes condiciones para la producción agropecuaria tenga sus mercados vacíos y lo poco que se oferta, sobre todo en los de oferta demanda y por los carretilleros sea a precios abusivos, he dicho y sostengo que se trata de poner los recursos donde se pueda producir con buenos rendimientos y con variedad en los cultivos, las tierras de Cauto Cristo siempre fueron muy productivas e incluso están recorridas por un gran río el Cauto, si producimos sistemas de regadíos en Granma por qué no destinarlos a estos lugares, igual que a otros territorios que tuvieron un explendor maravilloso, quién en Granma no conoció el plan Veguitas, si allí había 14 brillantes escuelas en el campo por la que pasamos decenas de miles de estudiantes granmenses, entonces de lo que se trata es de planificar y ordenar lo que tenemos y seremos los primeros en el país en llegar a las cifras de las 30 libras y los cinco kilogramos de carne, señalado por el Presidente Díaz Canel y añorado por los granmenses que hoy vemos las placitas vacías y pagamos hasta siete pesos por una librita de fongo. Hagamos realidad esas proyecciones y estaremos realmente demostrando que sí se puede con bloqueo o sin bloqueo, con Covid o sin Covid.