La superación defensiva, tarea de primer orden

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 31 enero, 2017 |
0
FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias

Las actividades relacionadas con el inicio del año de instrucción defensiva iniciarán mañana, 1 de febrero, por lo que la Escuela provincial de preparación para la defensa Columna Invasora Ciro Redondo alista su claustro y locales, para formar a quienes tienen la honrosa misión de salvaguardar nuestra soberanía.

En espera de los reservistas, milicianos y dirigentes que  allí acuden en busca de conocimientos, están ocho aulas, un laboratorio de Computación, los polígonos de las diferentes especialidades, una biblioteca con los volúmenes necesarios y otros locales destinados a la superación.

También apoyan a la impartición de clases la literatura especializada, las láminas, pancartas y disímiles accesorios empleados para la enseñanza.

Sobre la labor pedagógica desempeñada en ese centro nos habla la mayor María Antonia García García: “Los profesores de la escuela nos ejercitamos constantemente para el proceso docente-educativo.

“Iniciamos con un concentrado metodológico,  basado en limar las deficiencias del período precedente. Realizamos reuniones de trabajo y diariamente nos ejercitamos metodológicamente.

“Las asignaturas se imparten por el programa de estudio y se efectúan seminarios, conferencias, ejercicios tácticos continuos, entrenamientos y prácticas de tiro con armas de infantería”.

Por su parte, el teniente coronel Juan José Milanés Izquierdo expresa: “Aquí estamos en la obligación de instruirlos con el mayor rigor, por ello antes de las clases nos preparamos fuertemente.

“Una de la responsabilidad más importante es la de profesor guía, el cual tiene un papel primordial, porque es el eje regulador entre todas las cátedras que intervienen en la formación.

“La Escuela provincial es la máxima institución docente y militar para adiestrar a la población, por ello a muchos los recibimos, los formamos y luego los actualizamos con periodicidad.

“Eso nos compromete a ser mejores docentes y a investigar, estudiar y buscar información, para que cada una de las materias impartidas sean tan buenas como esperan los alumnos, quienes deben sentir que se han formado bien”.

Un nuevo curso abre las puertas a los responsables de la protección del suelo patrio. Muchos serán los desafíos, pero nada impedirá que se interrumpa la preparación constante, porque esa es la tarea de orden y uno de los grandes secretos del triunfo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *