La tecnología al servicio de la familia cubana

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 21 septiembre, 2017 |
0
Joven club de computación y Electrónica Bayamo I. En primer plano, a la izquierda, Pedro Rodríguez Álvarez  FOTO/Armando Contreras (ACN)

Cada dos o tres días Marcel Sánchez Vázquez visita el joven club de computación y electrónica (JCCE) Bayamo Uno, en el corazón de la homónima Ciudad Monumento Nacional, “para navegar en internet, ver películas de La mochila y jugar”.Él tiene 14 años y estudia instalación hidráulica en el Instituto Politécnico que lleva por nombre el del guerrillero nacido en Media Luna, Juan Vitalio Acuña, caído hace medio siglo en Bolivia, donde combatía junto al Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara.

Marcel asegura que cuando está frente a la pantalla plana, de gran tamaño, de una computadora, tiene la sensación de que los relojes aceleran su andar, pues de tan concentrado que está, no percibe el pasar del tiempo, que siempre le parece poco.

Pedro Rodríguez Álvarez es el informático de la Dirección provincial de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en Granma, donde  dispone de medios de cómputo para cumplir sus obligaciones laborales, no obstante, asiste con bastante frecuencia al mencionado JCCE.

“Vengo a recibir asesoría, por ejemplo, para la creación de un blog de la FMC, con el fin publicar  en él noticias, comentarios, reportajes, sobre el trabajo de la Federación”, dijo a La Demajagua.

Marcel Sánchez Vázquez  FOTO/Armando Contreras (ACN)

Marcel y Pedro, junto a miles de cubanos, con su concurrencia a  ese tipo de instalación,  validan  cuán acertada fue su creación, tres décadas atrás, por, Fidel Castro Ruz.

El acontecimiento fue el 8 de septiembre de 1987, con el fin de poner al alcance de toda la sociedad en la Mayor de las Antillas, las modernas tecnologías de la información y las comunicaciones.

En aquel parto feliz, el Líder Histórico de la Revolución cubana aseguró:  “(…) Joven Club de fábrica, de instituciones y Joven Club popular, porque estos son los que están allí al lado de los vecinos, este es el médico de la familia, la computadora de la familia”.

TAMBIÉN EN LAS MONTAÑAS Y SOBRE RUEDAS

De las 600 instalaciones de ese tipo  existentes en el país, 48 se encuentran diseminadas en la geografía granmense, incluida su zona montañosa, pues en La Estrella, intramontano barrio del municipio de Buey Arriba,  funciona una como aula anexa.

Dos son móviles, sus equipos están instalados en ómnibus, para llevar la informatización a lugares donde no hay JCCE, lo que demuestra el alcance del carácter inclusivo de ese programa.

Al respecto, Raúl Vantroi Navarro, director General de los JCCE, expone en un artículo publicado en internet:

“La idea del Joven club móvil, además de llevar sobre ruedas la informática a las comunidades rurales, ha permitido el acceso a los centros penitenciarios, ha facilitado llegar hasta la vivienda de personas con limitaciones, a las escuelas especiales donde asisten niños con discapacidades visuales, auditivas y motoras; también desempeñan un papel importante en los momentos de recuperación tras el paso de huracanes prestando servicios a las comunidades afectadas”.

En los Joven club de Granma, como en los demás del país, se ofrece una extensa y variada gama de servicios, por ejemplo, tiempo de máquina, asistencia informática, asesoría e implementación, alquiler de computadoras, comercialización de la licencia del antivirus Segurmática y desarrollo de aplicaciones  y el proyecto cultural Mochila, totalmente gratuito, cuya finalidad es proporcionar entretenimiento sano a la población, mediante contenidos audiovisuales.

Sobresale que en media docena de tales centros, se brinda el servicio de navegación en internet. Ellos son los siguientes: Bayamo I,  Campechuela II, Guisa I,  Manzanillo I,  JIiguaní III y Yara II.

Entre los cursos impartidos en los JCCE figuran los denominados largos presenciales, cortos, semipresenciales, para niños, para el adulto mayor y para invidentes; de postgrado y diplomado; de navegación por la intranet cubana e internet, festival de software libre, servicio de correo,  descontaminación de virus,  exámenes de suficiencia; juegos instructivos y servicio a empresas y a particulares.

De ellos, en Granma han egresado “más de 266 mil alumnos”, asegura el Máster en Ciencias (MSc.) Jorge Alexis Rodríguez Domínguez, director provincial de los JCEE.

El primer Joven club creado en Granma fue el Manzanillo I, inaugurado el 4 de abril de 1988, con sede en un inmueble en la calle Merchán, entre Masó y Maceo, trasladado en fecha posterior para el edificio, sito en Villuenda, número 102, entre Batería y Concepción.

Ariadna Alcalá Hernández FOTO/Armando Contreras (ACN)

En él labora, hace 13 años, Ariadna Alcalá Hernández, administradora de red y los servicios en la calle, seleccionada como la mejor instructora a nivel provincial.

Ariadna es autora de cuatros proyectos de investigación, consistentes en estrategias metodológicas, sitio web sobre el adulto mayor y una multimedia referente a crímenes contra la humanidad, presentadas en eventos nacionales e internacionales, que merecido premios y reconocimientos.

“Los Joven club me han aportado mucho, porque trabajando como técnica hice la Licenciatura en Informática y ahora proyecto hacer una maestría. Siempre me motivaron las nuevas tecnologías (de las infocomunicaciones)”, manifiesta Ariadna.

El joven de 26 años, Yosvany Zamora Castro, comenzó a trabajar como técnico informático en 2009,  en el reparto Rosa la Bayamesa, en la capital granmense, y al cabo de un año pasa para la dirección provincial de los JCCE, donde administra sitios web y blogs institucionales.

Encabeza el grupo de investigación y desarrollo de los JCCE en Granma, que lleva a cabo líneas de trabajo como creación de videojuegos, uno de los cuales alcanzó Gran Premio en el evento nacional Infoclub 2017 y otro resultó Relevante.

El primer se nombra Sid versus mosquito y trata de acciones de un niño contra el mosquito Aedes aegypti, transmisor de enfermedades, y el otro Batalla por la historia, lo que se explicas por sí solo.

Yosvany, ya graduado de ingeniero informático mediante curso  por encuentro, fue reconocido como el Mejor Técnico de los JCCE granmenses.

Yosvany Zamora Castro FOTO/Luis C. Palacios Leyva

El bichito de la computación lo picó, dice, cuando cursaba el cuarto grado, y lo “contaminó” de  manera “incurable”, porque “la Informática, el mundo de la programación, me apasionan y es muy gratificante”.

PRESENCIA DEL REVOLUCIONARIO MÁS FELIZ

En la celebración del cumpleaños 30 de los JCCE se sintió la presencia del Comandante en Jefe, Fidel Castro, pues fue su creador y siguió de cerca su desarrollo y éxitos.

En el acto por el aniversario XV del Palacio Central de la Computación y la Electrónica, quedaron inaugurados los últimos 14 del plan de 300 Joven club, para completar la cifra de 602 en el país.

Al firmar el libro de visitantes, Fidel escribió: “Hoy, 7 de marzo (de 2006),  soy por todas las razones del mundo, el revolucionario más feliz”.

El 4 de septiembre de 2007,  en víspera de la celebración del vigésimo cumpleaños de los JCCE, se lanza el primer número de Tino, su revista digital.

El Líder Histórico de la Revolución cubana se suma a la celebración, con un mensaje de reconocimiento enviado a los trabajadores del programa en el que dice: “La niña de los ojos de la Revolución en la computación son los Joven club”.

Raúl Vantroi Navarro, asegura, “fuimos creados por Fidel Castro y existiremos para siempre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *