La ventaja de cuidarnos con responsabilidad

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 29 abril, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

Desde que en enero la Organización Mundial de la Salud declarara la emergencia sanitaria por Covid-19 varias ideas me rondan y son motivo de análisis una y otra vez allá en el mundo neuronal. Cuando en Cuba a principios de marzo se informaron los primeros casos, pensé comenzaría una etapa dura, donde la responsabilidad individual jugaría un papel crucial para preservar la salud y la vida. No estaba descubriendo agua tibia ni inventando el hielo. Las autoridades sanitarias lo alertan aún.

Mis reflexiones van en torno a los gastos ( y no solo de finanzas hablo, también del tiempo, de la explotación o uso de recursos que los deteriora). Para nadie es secreto que adquirir para Cuba, desde alimentos, hasta piezas de repuesto es un gran dolor de cabeza impuesto por el bloqueo norteamericano cada vez más duro e irracional, contrastante con los más de mil cooperantes cubanos en más de 20 naciones apoyando para controlar la pandemia.

Y si les hablamos a los nuestros como madre de familia? Hasta los rebeldes adolescentes entran por el aro cuando mamá pone aquella mirada de pantera y además, dice los argumentos claros para el NO SALES DE CASA.

Leyendo un poco me atrevo a conversar con los míos de como no contribuir a gastar más, lo que es decir No enfermarnos por imprudencias.

La mayoria de los hospitales cubanos  fueron construidos durante las tres primeras décadas de la Revolución, pero la población creció y sobretodo envejeció, en no pocos hay más camas y servicios que para los que fueron edificados.

Como mínimo una persona positiva al necesita estar aislada 28 . En otros países no ingresan hasta que los síntomas se agravan, lo que resulta peligroso, e indican quedarse en el domicilio e incluso seguir trabajando,  con el riesgo para la familia y comunidad. Sin embargo en esta islita caribeña se ingresa por sospecha, si eres contacto de un positivo o si estás sintomático mucho más, pagando el estado el 60 x 100 del salario si es trabajador estatal. Además de realizar las pruebas rápidas o la Reacción en cadena de la polimerasa (PCR) de manera gratuita y a todos los grupos de riesgo.

Entre las complicaciones más frecuentes de la covid19 se encuentran las asociadas a las enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, obesidad, cardiopatías, hepatopatias, cáncer, trastornos renales o respiratorios, entre otros) En apenas 5 días de evolución un paciente con algún elemento de morbilidad descrito anteriormente puede desarrollar neumonía que lo lleva a un distrés respiratorio ( complicación más frecuente 60-70 x 100) que obliga a acoplarlo a un ventilador artificial para proporcionar el oxígeno necesario no solo en pulmones, sino en cada célula. En el 30x 100 de los casos aparece estado de shock, pero también en una cantidad significativa aparece disfunción cardíaca, insuficiencia renal aguda, arritmias cardiacas, los que llevan medicamentos específicos, costosos, que algunos no se producen en Cuba y están entre las cosas que el bloqueo impide llegar con tranquilidad y son tan variados como: terapia combinada de antivirales, antimicrobianos de amplio espectro, anticuerpos monoclonales, inmunomoduladores, anticongelantes de última generación, fármacos vasoactivos e inotrópicos que se deben usar por tiempo prolongado y a altas dosis. Además de  requerir fórmulas nutricionales parenterales y orales, así como transfusiones de sangre ( glóbulos rojos, plasma, plaquetas) La atención de enfermos x covid 19 requiere que las terapias intensivas estén doradas de equipos y materiales SOLO PARA ESTOS CASOS: respiradores mecánicos, monitores cardiovasculares, material gastables estéril, catéteres, jeringuillas perfusoras, bombas de infusión, equipos de rayos X y de ultrasonido, así como de laboratorio y reactivos para análisis de sangre, de química sanguínea y microbiológicos.

Por otra parte el  gasto físico y emocional del personal de la zona  roja  es alto, laboran 21 días seguidos en los que hacen turnos de doce y 24 horas frente a la muerte, corriendo riesgos biológicos, para lo que deben contar con costosos trajes de protección, productos de higiene, guantes, caretas, agua y desinfectantes para evitar infecciones. Cada equipo es numeroso y lo componen médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, laboratoristas, imagenólogos, personal de apoyo a la higiene y cocina, técnicos para el mantenimiento de los equipos.

Ansiedad, insomnio, cansancio, tristeza, culpa, son los colores del arco iris de sentimientos que vienen y van de manera inconsciente en cada uno de los héroes, porque así podemos llamarles. Eso también cuesta en cada uno, pesa en el humor, la vida. Han dejado sus parejas, sus hijos, sus padres, sus rutinas y están literalmente en la boca del león. También tienen necesidades como los que estamos del lado de acá, pero con una sustancial diferencia: cualquier error, inseguridad, desliz puede costar una vida, y aunque hagan lo mejor, la vida del otro no depende  100×100 de la pericia médica. Igual lloran cuando fallece ese paciente que llegó apenas hace unos días y ni siquiera le dio tiempo a conocer los nombres de los que se desvelaron por él y a los que les hizo hacer consultas con expertos, discusiones en grupos, y tener el bombillo rojo encendido para la mejor decisión en cada complicación, que al final puede terminar en lo peor.

A diario más de una docena de personas amanece en Cuba entre los graves y críticos por covid19. Significa un gran reto. El país se prepara hace más de dos semanas para el pico epidémico que se adelanta para principios de mayo. Más personal, más familias en vilo, más hijos, esposos y madres esperando que la puerta se abra de nuevo para ese abrazo que llevará, sin dudas, lágrimas.

Familia, si este análisis no te da valor para quedarte quieto y NO ser un enfermo más, Yo no he perdido mi tiempo. Todavía me quedan muchos a quien atormentar con su lectura y explicación. Se muchos comprenderán lo escrito, que no hay nada al azar ni al querer decir. En casa que se vive con humildad usted se cuida y se cuida y evita enfermar. Ya mamá aconsejó. Ahora, depende de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *