Laboratorio de reparación y calibración de la eléctrica afectado por el bloqueo (+video)

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 31 mayo, 2020 |
0

El laboratorio de instrumentos eléctricos perteneciente a la Empresa eléctrica Granma no recibe desde su creación en 1996 piezas de repuesto para llevar a cabo su objeto social a causa del bloqueo económico comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba hace más de medio siglo.

Así lo precisó Raquel González Capdep, Jefa del Laboratorio de instrumentos eléctricos de la empresa eléctrica Granma en declaraciones al programa científico técnico Radar.

“Una correcta y precisa medición de los parámetros del sistema electro energético es vital para la estabilidad del servicio eléctrico”, acotó González Capdep.

En la empresa eléctrica todos los procesos necesitan mediciones, ya sea realizar tomas de cargas en transformadores de distribución, toma de lectura en la instrumentación de las sub estaciones atendidas o de plantas generadoras, en la comprobación de la energía en los metro contadores, análisis, ensayos o pruebas en equipos y sub estaciones.

“De la calibración y verificación de estos instrumentos dependerá en gran medida la calidad del servicio. Una correcta medición se traduce en garantizar el sistema electro energético, en prevenir averías a equipos, líneas, en tomar una correcta decisión en aras  de asegurar la satisfacción del cliente.

“Entre los instrumentos que se reparan y calibran se encuentran las tenazas de medición, analizadores de redes, comprobadores de aislamiento, de tensión, voltímetro, entre otros”, cita González Capdep.

Cuando alguno de los equipos sufre desperfecto, o muestra parámetros fuera de rango en sus lecturas debe ser remitido de inmediato al laboratorio. Allí realizan cambios de resistencia, componentes y se efectúan adaptaciones de otros equipos ante la nula entrada de piezas de repuesto.

Muchos de los equipos de medición y las herramientas empleadas por trabajadores del sector eléctrico cuentan con componentes electrónicos. Debido a ello su reparación resulta más complicada desde el punto de vista técnico.

La diminuta escala de los circuitos y la sensibilidad de sus componentes hacen muy difícil el diagnóstico de cualquier desperfecto, reto que asumen sus técnicos de laboratorio ante las trabas que establece el bloqueo a la Mayor de las Antillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *