Labriegos en no buen estreno

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 6 abril, 2019 |
1
FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Desde hace varias semanas, la mayor preocupación de quienes en Granma se encargan de conducir los tributos, apunta a los campesinos y su estreno como contribuyentes, un proceso que no ha iniciado bien ni aquí, ni en muchos otros territorios.

Juan Miguel Cabrales Perdomo/ FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Desde la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (Onat) en la provincia, Juan Miguel Cabrales Perdomo ofrece pormenores sobre este asunto.

“Constituye un proceso novedoso, pues por primera vez se fijó la obligación de presentar declaración jurada (DJ) sobre los ingresos personales obtenidos en el ejercicio fiscal 2018 (de enero a diciembre), a los tenedores de tierra y poseedores de ganado sin tierra.

“Es esta, agregó, una DJ con un régimen de tributación más simplificado que el de los trabajadores por cuenta propia, y que como bondad tributaria tiene en cuenta hasta el 70 por ciento de los gastos deducibles, de estos a justificar la mitad (el 35 por ciento)”.

¿Cómo se organizó el proceso?

-Inició con seminarios de preparación a todos los niveles hasta las bases productivas, y la habilitación de personal de estas últimas, para que actuaran como facilitadores, que preparados por la Onat, orientaran a los campesinos y los ayudaran a llenar los documentos en sus organizaciones, y así no tuvieran que venir hasta las oficinas para hacer el trámite, teniendo en cuenta que muchos habitan y laboran en zonas intrincadas.

“Un estudio previo, definió un potencial de 23 mil 883 granmenses obligados a declarar, entre propietarios y usufructuarios de tierra, agricultores pequeños (se incluyen asociados a cooperativas de créditos y servicios y de producción agropecuaria y a Unidades Básicas de Producción Cooperativa), y tenedores de ganado sin tierra”.

Sobre este último segmento, Cabrales Perdomo aclara que no todas las personas incluidas en el registro pecuario declaran, sino aquellas que tienen una cantidad de animales con la cual realizan comercialización, ejemplo, ovejos, vacas que aportan leche para la venta…

“Este es un impuesto, detalla el director de la Onat, que será de por vida, de ahí la creación de grupos de trabajo organizados por el Gobierno e integrados por este organismo, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, la Agricultura y las entidades agropecuarias, para que cada campesino gane en conocimiento y claridad”.

Por los cálculos hechos, explicó Cabrales, muchos labriegos, dado el nivel de sus ingresos, en la práctica no tendrían que pagar impuesto, porque ya lo hicieron mediante las retenciones realizadas por su cooperativa u otras entidades comercializadoras a lo largo del año; a otros incluso deberá devolvérsele dinero.

“De ahí la insistencia en que todos entreguen la DJ en el tiempo establecido, para que puedan hacer las correspondientes solicitudes de devolución de ingresos, y más para evitar que algún contribuyente, incluido en esos casos, haya que imponerle recargos por declarar fuera del término”.

No obstante, esas gestiones, hasta el día 1 del corriente mes, a 30 días de cerrar la campaña de DJ, solo habían declarado en la provincia 12 mil 657 campesinos, el 53 por ciento de los convocados.

Como bien lamenta Cabrales Perdomo, una buena parte de ese segmento de contribuyentes, ya no pudo servirse del beneficio del pronto pago, del descuento del cinco por ciento del impuesto a pagar, para aquellas personas que lo hicieran hasta el 28 de febrero, y lo peor, corren el riesgo de ser multados si no lo hacen antes del 30 de abril.

– ¿Pudiera lo anterior comprometer la campaña general de DJ en Granma?

– En el caso de los campesinos, el trabajo se dirige, además, a que interioricen la necesidad de que en lo adelante tengan control al detalle de sus ingresos personales, y de los tributos a pagar.

“Hoy en la campaña, la cual incluye a los trabajadores por cuenta propia, artistas y comunicadores sociales (el 64 por ciento del total ha declarado), se constatan mayores aportes al presupuesto estatal por esta vía, con una recaudación total estimada, superior a los 60 millones de pesos, 20 más que en la campaña anterior.

“Ese crecimiento no solo se debe a la incorporación de los campesinos, de quienes esperamos mejor respuesta, sino también a la disminución de las subdeclaraciones de las otras figuras, lo que expresa efectivamente mayor cultura del tributo y disciplina fiscal”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos, creo es importante que todos tengamos una cultura tributaria pero para ello debemos acercarnos mas a todos los sectores poblacionales, en la vida real creo todos debíamos hacer declaración jurada de ingresos personales y to a ello egresos para que evitemos los niveles de corrupción que todos los días crece en la sociedad cubana, así un individuo que gane un salario bajos no podrá adquirir bienes por montos abismales como carros, motos, carros, etc.