Las cinco razones por las que se acusa a Benítez de defensivo

Poco espectáculo, menos goles, los cambios de Benzema o el brillo de Casemiro: cinco argumentos por los que la afición señala a Benítez.

Share Button
Por AS | 6 octubre, 2015 |
0

Las cinco razones por las que los aficionados acusan a Rafa Benítez de defensivo:

Rafa Benitez1) El Madrid está más pendiente del marcador que de dar espectáculo.

La queja está en la calle. El Madrid se encontró con elAtlético tambaleándose tras el 0-1 pero no se lanzó a la yugular colchonera. Benítez no tuvo reparos en reconocer en la segunda mitad la idea era armar un contragolpe que fuese letal. Y que no llegó. El Madrid pasó de ‘dormir’ el partido los primeros 45 minutos (62% de posesión) a dejarse dominar en la segunda parte (46%). Y a verse impotente para recuperar el mando cuando el Atlético tocó zafarrancho de combate. Desde el último remate blanco, obra de Modric en el 77’, los cinco siguientes hasta el pitido final fueron rojiblancos: gol de Vietto y paradón de Keylor a Jackson en el 90’ incluidos. Da la sensación de que el Madrid tiró por la borda una ocasión única de vengar el 4-0 del año pasado.

2) Falta alegría goleadora.

A estas alturas la temporada pasada (seis jornadas de Liga y dos de Champions) el Madrid ancelottiano había firmado diez goles más que el Madrid de Rafa. 32 a 22. Se vieron partidos en los que los blancos se desmelenaron (2-8 en Riazor) o se goleó a rivales de enjundia (5-0 al Athletic). Ciñéndonos a la Liga, esos 15 tantos actuales sitúan al Madrid de Benítez como la cuarta peor marca liguera blanca de la última década. Sólo se había visto menos la portería rival en el último año de Mourinho (14), el primero de Ancelotti (14) y en la vuelta de Capello en la 2006-07 (10). Quedarse sin ver cómo meterle mano al Sporting, recién ascendido, o al Málaga, que visitó el Bernabéu siendo penúltimo, hasta ese pírrico 1-0 al Granada (Isco estaba en fuera de juego en la acción del gol), ha dejado un poso de duda en la afición acerca de la capacidad del Madrid para desarbolar equipos modestos pero bien ordenados.

3) Benzema está en racha pero siempre es el sacrificado.

Benítez se congratula de haber “estimulado” a Benzema retándole a marcar 25 goles. Y el resultado ahí está, el galo es el pichichi de la Liga con seis dianas. Eso pese a ser el cambio favorito del técnico madrileño. Cambió al francés en seis partidos de los ocho que ha jugado. Tres de ellos, sin estar el partido aún finiquitado. El Bernabéu miró con el rictus fruncido su sustitución ante el Granada en el 76’ (entró Cheryshev) ganando sólo 1-0 (gol de Benzema, por cierto). Después llamó la atención que tras su doblete en San Mamés y con un precario 1-2, el nueve bleu se fuera al banquillo para poner granito en el centro del campo con Casemiro. Después llegó otro cambio más, en Malmoe, en el 67’ y con un exiguo 0-1. Benítez no lo vio claro y le quitó para meter a Modric y que resolviera definitivamente el asunto. La cara del punta blanco en el banquillo era un poema. El derbi fue el último episodio de esta extraña situación. Y quizá el más sangrante para los hinchas. Otra vez más el único gol blanco fue suyo pero dejó su lugar con 0-1 a Kovacic. Tras el partido, el francés se encogió de hombros. “¿Mi cambio? Pregunten al entrenador…”.

4) El equipo no encaja gol, pero le llegan.

Benítez se ha autoimpuesto la misión de que el Madrid esté más equilibrado, pero los números indican que los rivales no le llegan menos que antes de su llegada. Incluso se enfadó por las ocasiones que le concedieron al Málaga al contragolpe. Hasta ahora al conjunto blanco le han hecho 81 remates, dos más que al Madrid de la temporada pasada cuando desde el club se ponía en tela de juicio recurrente a Ancelotti de ser demasiado laxo en asuntos defensivos. En Italia, paradójicamente, los tifossi del Nápoles acusaban a Benítez de ser demasiado ofensivo (su equipo encajó 54 goles en la Serie A). No son pocos los que atribuyen el hecho de que el Madrid sólo haya encajado dos goles al factor Keylor Navas, en un estado de forma casi sobrenatural. Ha detenido 21 de los 23 disparos que han ido entre sus tres palos (el 91,3%). Está crecido y con el penalti que le detuvo a Griezmann ya lleva dos este curso.

5) Casemiro, el mejor en el derbi.

El Madrid empleó sobre el Calderón a Modric, Kroos, Isco, Cristiano, Benzema, Bale y Kovacic, y al único que se le vio en su salsa en el planteamiento táctico de Benítez fue a Casemiro, el stopper. El brasileño sale muy reforzado del envite. Kroos parece el damnificado. Este año sí tiene recambios para no pagar la sobrecarga de minutos, pero no consigue encontrar su lugar en la pizarra de su nuevo entrenador. Cuando no está el brasileño, el alemán parece demasiado atado para ayudar a los centrales cuando suben Carvajal y Marcelo. Funciona bien manteniendo el orden (recupera 7,6 balones de promedio) pero no se le ve en ataque. Malas noticias para el Madrid. El otro jugador clave que se desvanece en este inicio del proyecto Benítez es Cristiano. Quitando su empacho de goles en Cornellà, el crack portugués no ha marcado más en Liga. En la séptima jornada de la temporada pasada sumaba ya 13 goles y había marcado en todos y cada uno de los seis partidos que jugó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .