Las Coloradas: Y en eso llegó Fidel (+ fotos)

Share Button
Por Gisel García Gonzalez | 2 diciembre, 2016 |
0

desembarcoEran 82 atravesando el mangle salvaje y desconocido aquella madrugada del 2 de diciembre de 1956. Molestas y torpes las botas, heridas las manos, dobladas por el peso las espaldas y una determinación: “Si llegamos, entramos, si entramos, triunfamos”.

Un pequeño y disperso poblado de carboneros iniciaba sus labores cotidianas sin advertir que por Los Cayuelos, a dos kilómetros de playa Las Coloradas, se abrían paso la historia y la libertad, que habían desembarcado del yate Granma.

Los campesinos ya no serían los mismos después de albergar los juveniles sueños de un mejor país, ni trazar caminos para la Sierra Maestra, o dar de beber a los expedicionarios, como relataba Pedro Luis Sánchez, padre de Evangelina Luis Piñón, hoy presidenta del Consejo Popular de Belic, donde se ubica la zona del desembarco.

Evangelina Luis Piñón /FOTO Rafael Martínez Arias
Evangelina Luis Piñón /FOTO Rafael Martínez Arias

Eva, como le dicen con cariño, recuerda los iluminados ojos de su papá, a quien el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, impuso la medalla 20 Aniversario del Desembarco del Granma; mientras, recorre su comunidad con la mirada: “Nada de aquello fue en vano”.

La madre de tres hijos y delegada de circunscripción trata de imaginar los pobres bohíos y el trillo por donde cabía una yunta de bueyes o un caballo cargado con el carbón, y establece una comparación, ahora y entonces, pues este Consejo Popular de 150 kilómetros cuadrados tiene hoy más de cinco mil habitantes.

“Aquí los pobladores se dedican a la pesca y el cuidado y conservación de la flora y la fauna, además, laboran en el Monumento Nacional Las Coloradas, la villa de campismo del mismo nombre, el campamento de pioneros exploradores marinos y otras tantas obras de la Revolución.

“Si no fuese por el triunfo del Primero de Enero que tanto apoyaron los campesinos de esta zona, seguiría siendo ese lugar olvidado y no un sitio feliz donde se levantan ocho escuelas, seis consultorios, dos joven club de computación, dos salas de video, ocho bodegas, cuatro restaurantes y dos farmacias. Todo eso se lo debemos a Fidel”, expresa.

Múltiples son los tesoros de esta geografía niquereña que acoge al Parque Nacional Desembarco del Granma, un sitio natural declarado Patrimonio de la Humanidad, donde pueden observarse algunos de los acantilados costeros más bellos e intactos del Atlántico occidental.

Por eso Eva insiste en la importancia de la educación ambiental que se realiza en la escuela Iluminado García y el constante vínculo de los infantes con los guardabosques e historiadores en círculos de interés, que integran un proyecto de la Unesco, para promover el cuidado de la flora y la fauna y mantener viva la memoria de los jóvenes expedicionarios que conocieron sus abuelos.

Cerca de Las Coloradas, que debe su nombre a la peculiar coloración de las lagunas y la abundante vegetación de mangle rojo, se encuentra el sendero arqueológico El Guafe, conformado por un conjunto de cuevas ceremoniales y funerarias, y una extensa zona habitacional en la cual se hallan siete ídolos, entre ellos la deidad antillana Atabeira, en la Cueva del Agua.

Quiso el azar que historia y naturaleza convirtieran a esta localidad en uno de los lugares más notables del archipiélago cubano con 331 hectáreas de reconstrucción histórica y el mayor número de especies endémicas, como el Aguacate cimarrón, los Cactus gigantes, la Cotorra, el Manatí, la Lagartija de hojarasca, la Paloma Perdiz y la Polymita venusta.

Cuenta Eva que el dolor de la noticia del fallecimiento del Comandante en Jefe recorrió pronto la comunidad que hoy realiza en su homenaje el acto por el aniversario 60 del desembarco del Granma, con la promesa del eterno agradecimiento y la continuación de sus conquistas.

FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO/ Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO/ Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO/ Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO/ Rafael Martínez Arias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .