Las disyuntivas de Ernesto (+ fotos y videos)

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 14 junio, 2018 |
0

Hay hombres que se hacen grandes por las decisiones adoptadas en momentos cruciales, en los cuales su protagonismo o valentía los convierten en leyendas o paradigmas de la humanidad.

Entre ellos puede contarse a Ernesto Guevara de la Serna, quien desde pequeño se vio obligado a escoger entre ser un niño limitado por el asma, o ser un pequeño que nunca vería aquel padecimiento como una dificultad para realizar sus sueños.

 

Poco después la vida lo pondría ante la disyuntiva de la indiferencia o la cooperación con los más humildes y necesitados, por lo cual decide recorrer gran parte de su país y otras naciones para asistir a personas enfermas y de bajos recursos.

Al unirse al grupo de expedicionarios del yate Granma sabía que tenía ante sí la alternativa de que en el 56 serían libres o serían mártires.

 

Lo eterno

¡Bien! Ahora, otra guajira:
Lo Eterno
Vengo a traerte un recado
de tu pueblo que es mi pueblo:
dice el…

Publicada por Vanguardia de Cuba en Miércoles, 13 de junio de 2018

 

Si el poeta eres tú

Si el poeta eres tú
como dijo el poeta (*)
y el que ha tumbado estrellas en mil noches
de…

Publicada por Vanguardia de Cuba en Miércoles, 13 de junio de 2018

En Alegría de Pío mientras intentaba escapar del asedio y bombardeo enemigo decidió cargar con una caja de balas, en vez de la de medicinas, porque pensó que serían más útiles las municiones para la guerra recién iniciada.

El sacrificio de la última contienda de liberación nacional no le pareció suficiente, y renunció al descanso proponiéndose mayores metas, las cuales materializaría con el impulso ejemplar dado al trabajo voluntario, uno de sus grandes aportes a la construcción de la obra revolucionaria.

Su espíritu guerrillero forjado en Cuba y su preocupación por los problemas de otras naciones, le impedían permanecer para siempre entre los cubanos porque como bien decía a Fidel: “Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos”.

Y así partió, sin titubear, a pesar de las cosas preciadas dejadas en esta Isla, a la cual lo unían otros lazos que no se pueden romper como los nombramientos.

Celebramos el cumpleaños 90 de Ernesto Guevara, el Che de toda Amèrica. Exploramos las diferentes facetas de su vida y la de padre es una de las màs importantes. #90Che

Publicada por Vanguardia de Cuba en Miércoles, 13 de junio de 2018

Su vida fue una muestra fehaciente que ante las encrucijadas del destino siempre escogió las más difíciles y desafiantes, lo cual lo llevó a convertirse en un símbolo para muchos.

Su última disyuntiva fue la muerte o la gloria, pero a sabiendas que su obra e historia no sería olvidada, miró con desdén a la muerte seguro de que su meta sería Hasta la victoria siempre, y con tan solo alcanzarla, viviría eternamente en el corazón de América y el mundo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *