Las formas de gestión no estatal también pueden concurrir a la red comercial en MLC

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 15 septiembre, 2021 |
0
FOTO/ Autor desconocido

La Habana, – En interés de potenciar la presencia en la red comercial en moneda libremente convertible (MLC) no solo de las entidades estatales, sino también de las formas de gestión no estatal, el gobierno cubano no escatima esfuerzos y así lo reafirman nuevas regulaciones emitidas recientemente en la Gaceta Oficial de la República.

Entre estas figuran las resoluciones 222/2021 del Banco Central de Cuba (BCC), sobre Normas para el uso y operatoria de cuentas bancarias para las operaciones de compra de bienes y de prestación de servicios en MLC, y 52/2021, del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), referida al Procedimiento financiero a aplicar en las ventas minoristas en divisas, por lo cual una complementa a la otra.

Uno de los artículos de esta última señala que la reposición o adquisición de las mercancías destinadas a la mencionada red comercial minorista puede hacerse a través de la importación, de la compra en consignación, de la industria nacional o de otra entidad de la economía, y como novedad incorpora a las formas de gestión no estatal.

Consultada por la Agencia Cubana de Noticias, Ivonne Rodríguez Rodríguez, Directora Jurídica del MEP, destacó el alcance de la medida en una economía con escasez de ofertas, donde resulta necesario aprovechar al máximo todas las capacidades y potencialidades existentes.

Por ello también se necesita del aporte de las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), de las cooperativas no agropecuarias y de los trabajadores por cuenta propia como suministradores de productos y servicios competitivos por su calidad, junto a la empresa estatal socialista.

Recordó que el artículo 22 de la Constitución de la República establece el trato paritario hacia toda forma de propiedad sobre los medios de producción, para que interactúen en similares condiciones como actores de la economía, y en consecuencia con el derecho a contribuir al desarrollo económico y social del país, de ahí la inclusión de otros actores no estatales en nuestro ordenamiento jurídico.

En consecuencia, la Resolución 52/2021, del Ministerio de Economía y Planificación, establece además que cuando las entidades ordenan pagos desde sus cuentas en divisas a las formas de gestión no estatal, el 20 por ciento de la divisa que estas recauden por concepto de venta en la red comercial en MLC, se destine a la liquidez central del gobierno.

El 80 por ciento restante lo emplearán en dar continuidad al proceso productivo, reponer las mercancías que comercializan en MLC, adquirir otras para su venta en igual moneda o asumir nuevos gastos o inversiones.

La directora jurídica recordó que de dicha liquidez central sale el dinero que garantiza en Cuba el sostenimiento de la salud, la educación, la seguridad y asistencia social, el transporte público y otros servicios básicos, el pago de combustible, de materias primas, alimentos y la compra de piezas de repuesto, en medio del recrudecido bloqueo norteamericano y ahora de la pandemia.

Rodríguez aclaró que la liquidez que por las ventas reciban en sus cuentas bancarias las entidades estatales también se emplea en reponer las mercancías que se comercializan en divisas, o adquirir otras para su venta en igual moneda.

Y aunque ellas pueden retener el 100 por ciento de sus ingresos en divisas, su compromiso social es bien significativo; por ejemplo, quedan sujetas al pago del aporte por el rendimiento de la inversión estatal, que es como mínimo el 50 por ciento del valor de la utilidad después de impuesto, acotó.

La Resolución 222/2021, del BCC, señala que las formas de gestión no estatal y las Mipymes abren las cuentas corrientes en MLC para realizar los pagos correspondientes a las operaciones de importación y exportación, en los establecimientos encargados de la comercialización de productos y servicios en esa moneda, y los que se deriven de los contratos con los concesionarios, usuarios y entidades de la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

Como afirmó recientemente en la Mesa Redonda la vice ministra de Economía y Planificación, Johana Odriozola, Cuba insertará de manera activa a la vida económica a las Mipymes, para que aporten a la transformación productiva y comercial de la nación, al producto interno bruto e impacten en el empleo y las exportaciones con bienes y servicios y no tengan, como en algunos países de América Latina, un carácter de subsistencia.

Tales formas de gestión no estatal, cuyo proceso de creación transcurre por estos días, a partir del 20 de septiembre entrarán oficialmente en acción con la puesta en vigor de la normativa legal que las ampara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *