Las huellas de la distinción

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 14 julio, 2018 |
0
Los colectivos de Islazul en general, y el hotel Royalton en particular, se apegan decididamente a la distinción FOTO/ Rafael Martínez Arias

Para Antonio González Rodríguez, la cocina es su todo. Lo ha sido desde que comenzó a incursionar en ese oficio como estudiante de la escuela de hotelería y turismo en Granma, de la cual egresó poco más de una década atrás, como mejor graduado de su grupo.

Convertido en maestro cocinero, no se ha conformado nunca con el simple acto de elaborar alimentos, lo suyo es innovar, variar, y más, conseguir que quienes degustan sus platos, terminen por preferirlos.

A eso es lo que él llama sentido de la responsabilidad y la pertenencia, una máxima o práctica que lo llevó a convertirse en el segundo trabajador del Hotel Royalton, de Bayamo, que obtiene el sello de Líder de la calidad.

El Royalton es el único de Islazul en el país con dos líderes individuales de la calidad: Antonio González Rodríguez (2017) y la capitana de salón Sara Llorente (2016) FOTO/ Rafael Martínez Arias

Tan trascendente ha sido su empeño que, para que se tenga una idea, es la mencionada, la única planta hotelera de Islazul en Cuba, que consigue que dos integrantes del colectivo obtengan dicha distinción, la que solo se ha otorgado cada año a alrededor de una veintena de los más de 80 mil trabajadores de esa cadena del sector del turismo.

LA FRAGUA COLECTIVA

A quienes conocen el desempeño general del hotel Royalton, ese último acontecimiento acaso no les cauce asombro, porque la instalación bayamesa, enclavada en el corazón de la capital granmense, sin dudas ha embebido y procura honrar su entorno cultural, histórico y singular.

Por demás, la planta también recibió esta semana el certificado que la acredita como Líder de la calidad, por los resultados de su gestión en el 2017, y es la única de Islazul en el país que lo consigue por cuarta ocasión consecutiva.

Integrado desde el 2008 a los hoteles Encanto, con un producto más integral y competitivo, la instalación con 33 habitaciones, y con Alemania, Holanda, Reino Unido, Francia e Italia como principales países emisores, debe todo al sistemático empeño de sus 26 trabajadores.

Entre los resultados de ese colectivo sobresalen, un 96.4 por ciento de índice de satisfacción de los clientes, el haberse declarado libre de hechos delictivos, bajar hasta 49 centavos el índice de costo y gasto, y exceder en un 26 por ciento los ingresos turísticos en el 2017, con respecto al año precedente.

ISLAZUL TAMBIÉN A LA DISTINCIÓN

El complejo hotelero Islazul en el territorio igualmente ha sido reconocido, en este caso, con la distinción Por las sendas del triunfo.

Nancy Virgen Estrada Milanés, su directora, siente satisfacción al asegurar que la clave principal para llegar a ese mérito, es haber dejado atrás definitivamente las pérdidas planificadas y convertirse en aportadores de utilidades.

El pasado 2017, justifica, nuestros ingresos no solo se excedieron con respecto a lo planificado, sino crecieron en un nueve por ciento en relación con el 2016; se impuso nuevamente una adecuada administración de los costos y gastos, y realizamos un trabajo arduo a favor de las utilidades, gracias a una estrategia que, para paliar el impacto de cierto decrecimiento en el arribo aquí de turistas internacionales, dirigió las acciones al mercado interno.

El turismo nacional, por consiguiente, agregó, creció en un 41 por ciento, y nuestro pueblo se favoreció con la posibilidad de disfrutar los servicios en nuestras instalaciones, una gestión que debemos consolidar, sobre todo en esta etapa de verano, para la cual hemos diseñado pasadías y excursiones no solo en las instalaciones del territorio sino también de Santiago de cuba, Las tunas, y a la holguinera villa Don Lino, todas con precios muy atractivos y que de seguro tendrán gran demanda popular.

Esa gestión creadora por excelencia, como bien asegurara Víctor Lemagne Sánchez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Hotelería y Turismo, ha hecho que hoy el Complejo Islazul en Granma esté, junto al de Santi Espíritu, en la vanguardia entre sus homólogos del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *