Las letras vivas de Patria

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 14 marzo, 2019 |
0

Pocas veces en la historia cautivó tanto una mano escribiendo como en aquellos días en que el Maestro dejaba caer sus letras vivas en Patria.

Periódico filoso, nacido en  los plomos del deseo independentista, apareció el 14 de marzo de 1892 y a poco se convirtió en clarín, que sonó para intentar zafar los grilletes a Cuba y Puerto Rico.

Periódico que parecía retar la prisa de la conspiración, fundado en la pasión de la verdad, en la llama de las encrucijadas, en el volcán de las decisiones, fue guardián de su nombre semana tras semana, hasta el 31 de diciembre de 1898, después de 522 números.

En sus páginas de urgencia aparecieron discursos de José Martí, Carlos Baliño, Carlos Roloff y artículos estremecedores de Gonzalo de Quesada, Manuel Sanguily, Bonifacio Byrne y otros de los valerosos que fueron camino y sangre antes de ser almohada.

Periódico de la rectitud y el riesgo, que divulgó constituciones latinoamericanas, las bases del Partido Revolucionario, la obra de Cuba y del exilio bueno, traspasó con creces el reloj de sus tiradas, devoradas con entusiasmo por sus lectores “clandestinos”.

Cuando intentemos construirnos un modelo contra la anexión, un pedestal enemigo de las complacencias, un espejo para el columnismo cierto, vayamos a Patria.

Cuando pretendamos ejercer contra la hipocresía, agrupar voluntades, levantar el ánimo en épocas de complicaciones, escribir con crudeza sin renunciar a lo bello, viajemos a Patria. En sus latidos periodísticos hallaremos, más que un modo, un camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *