Las viejas fábricas rejuvenecen (+ fotos)

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 8 mayo, 2018 |
0
FOTO Rafael Martínez Arias

Las fábricas de productos lácteos y de refrescos de Granma, han comenzado a dejar definitivamente atrás sus añejas apariencias.

A los varios intentos que antes se habían realizado por transformarlas, se suma ahora un cambio impetuoso que ha hecho esfumarse los techos de zinc desgastados y ennegrecidos por el tiempo, y viste a las paredes, más arriba de sus cinturas, de finas losas de grey.

Tanta metamorfosis, como se constató en reciente recorrido realizado en esas obras por Federico Hernández Hernández y Manuel Santiago Sobrino Martínez, máximos dirigentes del Partido y el Gobierno en el territorio, no solo procura más atractivos rostros, sino también mejoras tecnológicas para elevar la cantidad, la calidad, y la inocuidad de los alimentos.

EN LÁCTEOS

La máxima dirección de la provincia apreció un combinado dietético totalmente remozado/ FOTO Rafael Martínez Arias

Rafael Virelles, director de la industria láctea argumentó, a propósito, que los trabajos en marcha se corresponden, unos con las inversiones aprobadas para este año, y otras forman parte del programa de mantenimiento.

Desde el 2017, puntualizó, se previó asumir en la etapa de menor acopio de leche, la paralización progresiva de algunas fábricas, precisamente porque unido al proceso constructivo y las inversiones para la transformación física de los locales, a partir de diferentes fuentes de financiamiento, las mismas serían beneficiadas con la adquisión de equipamiento tecnológico.

FOTO Rafael Martínez Arias

Así entre los nuevos equipos recibidos están descremadoras, homogeneizador, dos congeladores de mil litros de helado (instalado uno ya en Bayamo y el otro destinado a Manzanillo), condensadores evaporativos, compresores de amoniaco, bombas…, los cuales se sitúan en las áreas que han sido objeto de transformación civil.

“Hoy, agregó el directivo, se trabaja prácticamente en todas las unidades empresariales de base (estrenan además filtros sanitarios); se ejecutan desde 2017 obras en las fábricas de los municipios de Media Luna y Manzanillo, se trabajó y paró por más de 30 días este año la fábrica de quesos de Bayamo, la cual cuenta ahora con adecuados moldes y avanzadas prensas de tecnología china.

Asimismo, se dan los retoques finales al combinado dietético y La Hacienda, también ubicadas en la cabecera granmense.

El recorrido por el combinado dietético Abigail González permitió apreciar el enchapado de las paredes, no solo en el área de recibo de leche.  Allí recibieron mantenimiento la caldera, los compresores, las bombas de vacío y otros equipos y elementos que no se habían tocado en varias décadas, como los techos que databan de los años 30 del siglo pasado, cuando los suizos montaron la planta, y los cuales se sustituyeron por planchas de zinc galvanizado.

El “Abigaíl González” mantiene producciones con exclusividad en el país, como suplementos alimentarios para embarazadas y niños, tal es el caso del Materlac, lactosan, bebelac; la harina lacteada destinada a las dietas y los mercados ideales y la leche condensada azucarada; en tanto es una de las dos productoras cubanas (la otra en la capital) que envasa la leche entera en polvo para el mercado en divisa.

En sentido general la industria láctea granmense mantiene una amplísima gama de productos, incluidos helados, queso y yogurt que, aunque se elaboran en otras provincias, tienen aquí acuñada una calidad.

Esa variedad también está en constante evolución.  El más llamativo ejemplo de las incorporaciones será el miragur, un yogurt del suero de la leche, ideado por investigadores del territorio, entre ellos del Instituto de Investigaciones Agropecuarias Jorge Dimitrov.

Tal inventiva con varios años tratando de generalizarse, y con algunos similares en el mundo, está beneficiada con pruebas de calidad e inversiones (incluidas etiquetas y bolsas de polietileno para el envase) para que su elaboración no compita en el tiempo con otras producciones. Muchos le prevén tanta aceptación como la del suero saborizado.

El nuevo transporte impactará en el mejoramiento de la distribución de los productos lácteos/ FOTO Rafael Martínez Arias

El programa inversionista en esta gran industria (en este mes de mayo se incorporan la pasteurizadora El Alba y la fábrica de helados) igualmente alcanza el transporte. De acuerdo con Rafael Virelles han recibido 21 nuevos camiones kamaz, equipos rusos muy fuertes que permitirán resolver los inconvenientes de las rutas más complejas, aun cuando no han podido aprovecharse bien pues llegaron sin aditamentos.

De los nueve destinados para el acopio de leche, a unos se le colocaron las viejas cisternas y otras están en fabricación; igual se procede con el resto de los equipos que asumirán la distribución, cuyos furgones se construyen con apoyo de otras provincias y el astillero de Manzanillo.

De acuerdo con el director, con ese transporte ya legalizado, se ha adoptado la decisión de desagregarlo, es decir lograr que cada UEB cuente con su camión (uno será dirigido a la logística y traslado de materias primas y envases) y responda así tanto por sus producciones como por la distribución de estas.

Tal medida permitirá resolver las irregularidades presentes en la distribución, por ejemplo, de yogurt de soya y de la propia leche para los niños, señaladas por la población en reiteradas ocasiones.

REFRESCOS TAMBIÉN SE RENUEVA

Las transformaciones en la fábrica refrescos también determinan incremento productivo/ FOTO Rafael Martínez Arias

La fábrica de refrescos también acoge reformas con beneplácito.  Debajo de las nuevas planchas de zinc, las cuales eliminan los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, una suerte de paneles ligeros, o más bien láminas de pleiser, dan a la productora una imagen completamente diferente.

Allí, las viejas losas de granito del piso fueron pulidas, se colocaron losas antiácidas en los lugares vulnerables, y las paredes quedaron enchapadas a más de dos metros de altura, favoreciendo una buena higienización de la línea, cuya vieja lavadora, con 70 años de explotación, se repara para proporcionarle otras cuatro décadas de vida útil.

Yipsis Fernández, directora general de la Empresa de bebidas y refrescos en Granma, asegura que tales renovaciones permitirán incrementar los niveles de embotellado mensuales, cando terminen los trabajos en la segunda quincena de mayo, de 15 mil a 20 mil cajas de refrescos carbonatado, en una línea que también envasa sirope en botellas de cristal de varios formatos y pomos pet.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *