¿Lázaro Blanco vencerá a la cuarta frente a los Cocodrilos?

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 11 enero, 2020 |
0
FOTO Ibrahín Sánchez Carrillo

Un duelo de lujo podría escenificarse, esta tarde, en el estadio Cándido González Morales, de Camagüey, al ponerse en marcha la discusión del título de la 59 Serie nacional de béisbol, entre la selección local y su similar de Matanzas.

Para muchos, los derechos Lázaro Blanco Matos y Freddy Asiel Álvarez son los principales lanzadores de la actualidad. Ambos actúan como refuerzos y deben asumir protagonismo en sus respectivos staff.

De hecho, el espigado granmense, que refuerza a los Toros de la llanura, ha sido la primera carta de triunfo de Cuba en los eventos internacionales más recientes; mientras, el también importado, el villaclareño Álvarez, exhibe los mejores números de la última década.

En la presente temporada, Blanco ha enfrentado en tres ocasiones a los Cocodrilos y, aunque acumula par de fracasos, en dos de esas salidas ha ofrecido demostraciones de calidad.

La primera se remonta al 31 de agosto; entonces, toleró tres carreras (dos limpias), después de abandonar en el séptimo capítulo y sin out el montículo del estadio 26 de Diciembre, de Campechuela.

Esa fue la única salida frente a la potente artillería matancera jugando con los Alazanes, su equipo de origen, en la que salió derrotado y el encuentro concluyó 5×3.

Las otras fueron como refuerzo de los Elefantes de Cienfuegos, conjunto al que se incorporó luego de su participación en el II Premier 12.

Su presentación del 25 de noviembre sobresale como la peor de la actual contienda; en el parque yumurino Victoria de Girón fue castigado sin misericordia y apenas sacó cinco out, admitiendo siete imparables y ocho rayitas, en el revés 5×10 de la tropa cienfueguera.

De la última, hace casi un mes (15 de diciembre) en predios sureños, destaca el casi pleno dominio que ejerció sobre los rivales, aunque salió sin decisión, a pesar de tirar ocho sólidos episodios, a ritmo de una solitaria carrera, cuatro indiscutibles, cinco ponches y un boleto.

Quizá, ese es el principal recuerdo que tienen los bateadores matanceros; de todas maneras, Lázaro también se las verá con el fenómeno César Prieto, su excompañero en los Elefantes, y con Yuriebel Gracial, considerado el mejor pelotero cubano del momento.

Sin duda, un reto difícil, aunque escollos como esos ya los ha sabido sortear. Ojalá, pueda vencer a la cuarta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *