Leer la Historia

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 9 diciembre, 2020 |
0
FOTO/Liuba Mustelier

El espacio Leer la Historia, auspiciado por la Unión de Historiadores de Cuba (Unhic) en Granma, abordó este miércoles, el tema de las publicaciones relacionadas con Bayamo y la actual provincia de Granma.

Entre los panelistas estuvieron los investigadores Ludín Bernardo Fonseca, historiador de la ciudad de Bayamo, y Aldo Daniel Naranjo Tamayo, presidente de la Unhic en este suroriental territorio.

Bernardo Fonseca insistió en la importancia de los libros que abordan la cuestión de las familias bayamesas, porque ellos nos hablan a grandes rasgos del pueblo, y aunque algunas indagaciones no fueron tan específicas ni tan profundas, sirvieron para aportar datos y ofrecer un norte sobre la historia de Granma y su capital.

Por su parte, Naranjo Tamayo expresó que el volumen Bayamo de José Maceo Verdecia, publicado en los años 30 del siglo pasado, es un texto con propósitos muy novedosos que rebasan el marco historiográfico, porque fue creado para orientar a la juventud bayamesa luego de la caída del tirano Gerardo Machado.

Asimismo, reconoció que después el Triunfo de la Revolución se editaron muy pocos volúmenes sobre esta región, hasta que en 1982 se publica Las Avanzadas del Cauto, de la autoría de Rubén Castillo Ramos, relacionado con los hechos acaecidos en Bayamo el 26 de julio de 1953, que luego fueron rectificados algunos aspectos en publicaciones periódicas por su creador.

“Hoy tenemos la suerte de que se hayan publicado más de 30 libros alrededor de la vida bayamesa y granmense, que favorecen el acercamiento historiográfico para seguir trazando rumbos a la producción de la historia en el plano territorial”.

En la conferencia se resaltó el papel desempeñado por las editoriales nuestras, las cuales han servido para publicar textos sobre el pasado de la zona geográfica que habitamos, que en otras casas editoras hubiera sido muy difícil o imposible de concretar.

En las postrimerías de su intervención Bernardo Fonseca refirió que aunque existen investigaciones publicadas, lamentablemente otras no han sido localizadas, y solo contamos con referencias a ellas que ojalá algún día puedan encontrarse y salir a la luz, para seguir enriqueciendo el rico acervo histórico con que cuenta esta región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *