Legado de Alicia Alonso y futuro de Ballet Nacional de Cuba

Share Button
Por | 10 noviembre, 2021 |
0
FOTO/ Autor desconocido

Madrid, – Presentar un libro sobre Alicia Alonso en España es algo así como un acto de fe, reflejado hoy en el futuro promisorio del Ballet Nacional de Cuba (BNC) del cual fue fundadora.


Bajo estas premisas se dio una segunda parte del diálogo exclusivo con Prensa Latina de Pedro Simón, autor de “El arte coreográfico de Alicia Alonso” que se presenta este miércoles en el teatro Valle Inclán, como parte del XXII Salón Internacional del Libro Teatral.

También, se trata de un acto de justicia, un homenaje a la desaparecida Prima ballerina assoluta de Cuba. “Su poética en el trabajo de coreografía, textos complementarios, la música, muchas imágenes para ilustrar otro tesoro de su carrera”, dijo Simón.

Un compendio con opiniones de alrededor de 30 de destacados especialistas, que a la manera de una valoración múltiple abordan gran parte de los títulos que integran el amplio catálogo de Alicia, figura inconmensurable de la cultura cubana.

“Debemos valorar que si ella solo se hubiese dedicado a hacer coreografías, hubiese pasado a la historia con éxito. Este libro recoge el trabajo de años de muchos compañeros, pero mío en particular recopilando, analizando, tratando de buscar los caminos, las bases de esta labor que no fue ni mucho menos casual”, explicó a Prensa Latina.

En paralelo al tema, la recientes y exitosas incursiones de integrantes del BNC y de Acosta Danza por España refuerzan el criterio de la vigencia y nivel de los bailarines cubanos.

“Sin dudas la pandemia nos hizo mucho daño, porque en el caso del ballet no practicar, no entrenar puede hasta enterrar una trayectoria. Afortunadamente, ya estamos saliendo y la herencia de Alicia está ahí como refleja su carácter multifacético”, comentó Simón.

Escritor, crítico e investigador de temas literarios y de la danza durante tres décadas en la Casa de las Américas con valoraciones críticas sobre autores como Gabriel García Márquez, José Lezama Lima y Dulce María Loynaz, goza del prestigio y la vivencia de primera mano.

Compañero sentimental de Alicia Alonso desde 1975 hasta su deceso en 2019, consideró que hay un enorme potencial con el talento joven que emana de las escuelas de ballet cubanas.

“Tengo la esperanza y el deseo de que esté asegurada la continuidad como siempre fue la voluntad incansable de Alicia”, precisó.

Espero llevar a Cuba varios ejemplares de este volumen sobre su quehacer coreográfico y donarlo a las más importantes instituciones relacionadas con la danza, adelantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *