Lío James: el colombiano se siente hostigado por Benítez

Share Button
Por AS | 27 noviembre, 2015 |
0
CON CARA DE CIRCUNSTANCIAS. James sufrió el frío en el banquillo en el partido ante el Shakhtar. | Pepe Andrés
CON CARA DE CIRCUNSTANCIAS. James sufrió el frío en el banquillo en el partido ante el Shakhtar. | Pepe Andrés

Horas antes del desconcertante partido de Lviv frente al Shakhtar, Rafa Benítez se dirigió a James Rodríguez para explicarle por qué no iba a ser titular ante los ucranianos: “Hay jugadores que están mejor que tú”. El crack colombiano se quedó muy tocado porque en su caso llueve sobre mojado. En el Clásico fue titular, lo que parecía un reconocimiento del entrenador madrileño hacia el 10 en un partido con 600 millones de testigos por televisión, pero para su sorpresa fue sustituido a falta de 35 minutos para el final. Y eso que fue de los pocos que había exigido a Bravo con dos remates muy intencionados. Hasta el minuto 55 siempre se ofreció y pidió la pelota. Eso no le salvó de ser suplido. Benzema, que llevaba 43 días sin jugar y se mostró mermado físicamente, acabó el partido…

Denostado. James está cada vez más molesto y distanciado del entrenador. Ya en Sevilla (día 8) le tuvo en el banquillo y sólo tiró de él cuando el partido se puso imposible en la segunda parte. Ello no evitó que James se saliese de la indolencia general con un golazo en el minuto 92 que maquilló la derrota final (3-2). Él se sentía ese día con fuerzas para haber sido titular, pero Benítez dijo en la sala de prensa que “todavía le falta bastante trabajo…”. Unos días antes, frente al PSG en el Bernabéu, le tuvo calentando muchos minutos en la segunda parte y, al final, no le sacó ante los franceses. James fue consciente desde esa noche de que no contaba para el técnico. O al menos para ese núcleo duro que cada entrenador tiene como ‘intocables’ pensando en el once titular de cada partido. No olvidemos que ya en la primera jornada de Liga, en El Molinón ante el Sporting, Benítez le dejó en el banquillo en favor de Isco, a pesar de que el colombiano estaba en perfectas condiciones físicas.

En verano ya tuvieron un roce fuerte, dado que Benítez le pidió que adelantase cinco días sus vacaciones para incorporarse a Australia en vez de ir directo a China, como así fue finalmente. James había terminado tarde su participación con su selección en la Copa América y no entendía recortar su descanso ante una temporada que se presumía larga y complicada. Benítez dejó caer en las altas esferas del club que desde esa negativa le había “tomado la matrícula”.

James ha guardado silencio hasta ahora y se limita a entrenar fuerte con la esperanza de recuperar la confianza perdida del míster. Pero en Lviv se hundió. Ya no es que fuera suplente, es que además no le sacó ni un solo minuto. Benzema y Kroos saltaron al campo en la segunda parte pese a que James llegó a calentar en la banda. Su cara al regresar de nuevo al banquillo, nada más saber que ya no iba a jugar nada, fue un poema, como dejan caer varios de sus compañeros.

En la planta noble del Bernabéu tampoco se entiende muy bien lo que está sucediendo. Hay un trasfondo, que ya publicó AS, basado en la petición de James de un considerable aumento de sueldo. De los 5,5 millones netos que cobra ahora ha pedido estar a la altura de Bale o Ramos (cobran 10) y sólo por detrás de Cristiano (21). El entorno de Benítez desliza que el jugador debe mejorar físicamente y que tiene algo de sobrepeso… Pero ahora aparece una luz para James. La sanción de Isco por dos partidos (Eibar y Getafe) le abre la puerta de la titularidad. Lo que no sabe el colombiano es si será sólo flor de dos días..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .