Lluvia “enamorada” de la zafra

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 9 enero, 2018 |
10
FOTO/ Rafael Martínez Arias

La cosecha cañero azucarera  en Granma y las operaciones de alistamiento para efectuar   prueba para la arrancada en los centrales Roberto Ramírez, de Niquero,  Bartolomé Masó, de la precordillera de la Sierra Maestra y de Grito de Yara en la llanura del Cauto, están paralizadas por las lluvias remanentes del más reciente frente frío y ulterior vaguada que literalmente se enamoró de las provincias orientales cubanas.

Los directivos de la Empresa Aazucarera Granma continúan sus recorridos por las plantaciones  cañeras y fábricas de azúcar de toda la provincia para evaluar en cada caso cuales son las condiciones para objetivamente reanudar la campaña.

Pero es muy posible que la reavivación planeada  para la zafra se dilate aun unas cuantas jornadas, según criterios de especialistas de la entidad perteneciente al Grupo azucarero Azcuba en esta suroriental provincia.

Este martes llovía en toda la geografía granmense;  específicamente en Niquero   los aguaceros fueron tan fuertes  durante las últimas horas que dilatan la prueba que determinará el ¡Listo para la zafra! en ese central de la costa granmense, a pesar de haber sido creadas allí todas las condiciones para dar el paso previo a las molidas.

Sobre las áreas cañeras pertenecientes a la unidad de atención a productores Enidio Díaz Machado, también en la zona litoral de Granma,  pertinaces lloviznas frenan las condiciones operacionales.

Lo mismo sucede en  Mabay, y en otros campos poblados de la gramínea en Bayamo,  y las zonas circundantes; ahora la misión fundamental de los obreros, técnicos y directivos del Arquímedes Colina es tratar  de liquidar todo el azúcar aún en proceso.

En Bartolomé Masó es donde más llueve  de toda la geografía granmense por lo que sus agroindustriales, aun sin estar de brazos cruzados, esperan tiempos mejores.

Como condición primordial, el mensaje de los  expertos del ramo en esta oriental provincia es que todo el mundo cuide sus hierros, por eso todo el sector agroazucarero local se enfrasca en el alistamiento para propiciar que las combinadas, maquinaria fabril y de apoyo salgan “hasta con brillo”.

También opinan los peritos que cuando puedan reiniciárselas operaciones de zafra el cuidado es válido en los centrales para que las interrupciones por roturas sean mínimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. es de vital importancia hacernos un llamado de atención entre todos los azucareros e intentar sobreponernos a las inclemencias del tiempo… a eso nos llama la directiva del país y debemos ser capaces de responder

  2. Los campos están bañados de agua, la situación es compleja, pero seguramente los trabajadores aportaremos nuestro enorme esfuerzo para seguir con la contienda azucarera.

  3. La situación del clima está afectando seriamente la cosecha azucarera, pero los trabajadores del sector nos sobrepondremos a las adversidades.

  4. La espera por mejores condiciones para el corte de la caña debe ser aprovechada para mejorar la técnica tanto del parque de equipos como en la industria, siempre hay algo que hacer, no podemos cruzarnos de brazo.

  5. Sobre las áreas cañeras pertenecientes a la unidad de atención a productores Enidio Díaz Machado, también en la zona litoral de Granma, pertinaces lloviznas frenan las condiciones operacionales.La cosecha cañero azucarera en Granma y las operaciones de alistamiento para efectuar prueba para la arrancada en los centrales Roberto Ramírez, de Niquero, Bartolomé Masó, de la precordillera de la Sierra Maestra y de Grito de Yara en la llanura del Cauto, están paralizadas por las lluvias remanentes del más reciente frente frío y ulterior vaguada que literalmente se enamoró de las provincias orientales cubanas.

  6. Debemos continuar trabajando para drenar los campos y poder reiniciar las labores cuanto antes para que las afectaciones y la demora sean mínimas.