Lo sinfónico también aguarda regresar (+ fotos)

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 29 junio, 2020 |
0
FOTO/ Tomada del perfil de Facebook de Javier Millet

Varios proyectos de música sinfónica en Granma esperan las fases de regreso a la nueva normalidad para estar cara a cara con el público que durante una década viene entrenando, educando y complaciendo.


Bajo la batuta del joven director y músico Javier Millet Rodríguez, el Proyecto de la Orquesta Sinfónica de Granma (POSG) es orgullo y alegría para decenas de intérpretes y sus familias.

 

Publicada por Javier Millet Rodriguez en Lunes, 29 de junio de 2020

 

Aunque la situación epidemiológica provocada por el SARS-CoV-2 truncó la posible satisfactoria evaluación del proyecto para su visto bueno definitivo y acreditación como orquesta, jóvenes y adultos que lo integran, junto a su líder no pierden esperanza, luego de recibir los elogios que prodigó el Maestro Frank Fernández durante su estancia en octubre de 2019, donde el POSG y Fernández compartieron escenario en el Teatro Bayamo en un Concierto por la Paz y la cubanía.

Fundado hace más de un año, el POSG tiene su embrión en la Orquesta Sinfónica Juvenil, con dos lustros de fundada un cuatro de abril, la que integraron los entonces estudiantes de la Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño junto a consagrados intérpretes, dando paso  a hermosa simbiosis de alumnos y profesores juntos en el escenario con la misma responsabilidad sonora y cultural.

También la Orquesta de Cámara San Salvador de Bayamo, dirigida por Millet Rodríguez con dos años de fundada en mayo último, espera por estar de cara al público en los espacios habituales de la Casa de Cultura 20 de Octubre o la sede Dos Columnas de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Bayamo.

Sin embargo los músicos de uno u otro proyectos no han dejado de ensayar bajo la supervisión telefónica o vía Internet de Millet Rodríguez, muestra de ello es la grabación de los primeros atriles para una presentación online patrocinada por la Uneac en el mes junio.

Para la ocasión escogieron obras cubanas, granmenses, bayamesa: Tríptico del Maestro Carlos Puig Premión, Candil de Nieve  con arreglo de Beatríz Corona y A Bayamo en coche de Adalberto Alvarez con arreglo de Rafael Guedes.

Desde casa, cada intérprete ansía regresar junto a sus colegas a ensayos y escenarios. La complejidad de una acción grupal de esa índole está permitida en esta fase, pero la precaución los lleva a tomar numerosas medidas.

Explica Javier Millet que han pensado regresar con varios conciertos con grandes adagios, para reflexionar acerca de lo que hemos vivido de todos los lugares del mundo.

Pero no serán interpretados por las orquestas que dirige a agrupación completa, sino se dividirán en dúos, tríos, cuartetos, septetos, según los requerimientos interpretativos de las obras, sin dejar de llegar con el mensaje sonoro tan esperado por el público que sin dudas ya se han ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *