Logran sustancial ahorro de electricidad en hospital bayamés

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 3 octubre, 2019 |
0
Foto Luis Carlos Palacios Leyva.

El ahorro de cinco mil 239 kw/h del 19 al 30 de septiembre, es el resultado de la puesta en práctica de diversas medidas en el hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo y sus unidades anexas.

Tal cifra equivale a un día completo de funcionamiento en la instalación, que de manera activa se sumó al llamado hecho por la máxima dirección del país, de buscar estrategias para enfrentar la actual coyuntura energética por la atraviesa Cuba ante el recrudecimiento del boqueo del gobierno de Estados Unidos contra la Mayor de la Antillas.

El Doctor Adonis Frómeta Guerra, especialista en Medicina Interna, y Director de la unidad asistencial explicó a este medio de prensa que todo lo hecho se ha fundamentado en la máxima de no afectar ningún servicio.

“Dentro de cada vice dirección –explica- una comisión valora la posibilidad de alta médica y seguimiento a los pacientes por interconsultas, según la proyección comunitaria. Igualmente se evalúan los casos de imprescindible traslado para estudio o continuación de tratamiento en otras provincias.

“Asimismo, buscando reducir la curva de consumo se examina en cada jornada el consumo eléctrico, solo se usan los acondicionadores de aire directos a pacientes, y ya los trabajadores conscientemente apagan luces y equipos entre las 11 de la mañana y la 1 de la tarde, y disminuyen la utilización de los ascensores.

“También hemos hecho un reordenamiento del horario de personal administrativo y de oficina, que los sábados hace el cambio de labor dedicados al autofocal dentro de la institución.

“La compra de alimentos se hace de forma planificada para que la transportación sea eficiente y en Nefrología, se les ha pedido a los pacientes que viven en zonas de difícil acceso se queden hospitalizados en la Casita del Nefrótico”.

El directivo se refirió a medidas relacionadas con el ahorro de combustible en cuanto al traslado de casos febriles y altas hospitalarias de ancianos y personas con discapacidades, y las establecidas en la caldera, el incinerador y el gas licuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *