Los antibióticos no curan la Covid-19

El doctor Salvador Bárzaga Morell, del Hospital Carlos Manuel de Céspedes, desmiente efectos de la Azitromicina en la cura de la Covid-19
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 15 septiembre, 2021 |
0

FOTO/Anaisis Hidalgo RodríguezEl precio de la Azitromicina en el mercado negro es astronómico, pero la gente lo paga con tal de salir de salir airoso de la enfermedad o sacar a un familiar de ella, al menos eso nos han hecho creer.

Que si mil 800 el blíster o mil pesos cada pastilla. Los precios dependen de si el medicamento se adquiere de primera, segunda o tercera mano. El caso es que quienes tienen un familiar enfermo no lo piensan mucho para pagar la cuantía con tal de salvar la vida de su ser querido.

¿Es realmente efectiva la Azitromicina para tratar la Covid-19? Sobre cuánto hay de cierto en ello, dialogó en el Programa televisivo Frecuencia 12 el doctor Salvador Bárzaga Morell, quien se remonta a conocimientos básicos que tanto nos recuerdan la etapa escolar.

En este caso, Bárzaga Morell esclarece dos conceptos importantes: el primero, qué es una bacteria; el segundo, qué es un virus:

“Las bacterias son células de tipo procariota con pared celular, núcleo, citoplasma; a diferencia de los virus, partículas con un material nuclear rodeado de una membrana que les permite unirse a la célula y penetrar en el interior de estas. Son una especie de parásitos que necesitan vivir dentro de la célula para diseminarse, infectar y replicar la enfermedad.”

A partir de ello explica, que los antibióticos tienen mecanismos de dirección muy particular y no o sirven para tratar la infección viral, solo actúan sobre algunos organelos que tienen las bacterias, por ejemplo, sobre la pared celular, sobre la síntesis de proteína, síntesis de ácido nucleico; mientras el virus no tiene ninguna de estas estructuras.

En el caso particular de la Azitromicina y su papel para combatir el Sars-Cov-2, comentó:

“La Azitromicina es un macróleo, está en el mismo grupo que la Eritromicina, la Claritromicina, y tiene un mecanismo de acción muy selectivo, inhibe la síntesis de proteína mas como el virus no tiene esas estructuras, no puede afectar en nada al virus.

“En otras palabras, la Azitromicina inhibe la síntesis de proteína, inhibe la multiplicación celular, mas no destruye la célula, o sea que no tiene la capacidad de matar una bacteria, por tanto es un bacteriostático, solo inhibe su capacidad de multiplicación y no tienen ninguna efectividad sobre los virus.

“Hay que decir que la fase inicial que dura entre uno y siete días, y en algunas personas se puede coronar quizás un poco más, es el momento en que ocurre una replicación viral. Aquí es cuando las personas salen a buscar la Azitromicina, que dicho sea de paso, no tiene ningún efecto sobre el período de replicación viral.

“Hace algunos meses, en algunos países la usaban por su capacidad inmunoduladora se usó Azitromicina, pero no durante el periodo inicial, porque en este no hay respuesta inmunológica por parte del organismo a una infección viral; esto ocurrió a partir de la segunda semana en que se produce la actividad hiperinflamatoria. Ya no se usa.

“En Cuba hay un protocolo que se usa para eso en la fase inicial están los interferones: el Nalsolferon, Interferón, que tienen efecto antiviral.

“En la fase hiperinflamatoria, que puede ser grave, no grave, y puede incluso evolucionar hacia en la fase crítica, los pacientes desarrollan una neumonía per sé por la infección viral, una neumonía de tipo interficial que no lleva antibióticos, sino más bien tratamiento con esterioides, inmunoduladores y anticoagulantes.

“Solo está justificado el uso de la Azitromicina en caso de que se detecte la presencia de una neumonía bacteriana tras aplicarse  los diagnósticos y pruebas pertinentes”, refirió Bárzaga Morell.

Recomendó a la población que consulte a su médico, el único autorizado, tras un examen mediante métodos clínicos, a determinar si en algún momento de la enfermedad el paciente necesita tratamiento con antimicrobianos.

“No es aconsejable que las personas se automediquen, el consumo de Azitromicina puede provocar muerte súbita y arritmia cardiaca. Siempre consulte a su médico”, enfatizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *