Los médicos cubanos y su historia de amor y dignidad (+ fotos y videos)

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 15 noviembre, 2018 |
0

Bayamo, – La noticia navega en Internet, circula en calles, centros laborales, hogares…. de Cuba y también en Brasil: Los médicos cubanos salen del programa Más médicos en ese país suramericano por razones muy justificadas.
El presidente electo, Jair Bolsonaro, ha realizado referencias directas, despectivas y amenazantes, contra los profesionales cubanos, con cuestionamientos a su preparación y con el condicionamiento de la reválida del título como elemento indispensable para su permanencia. Además, la contratación individual sería la única vía para laborar en el programa.

MIREN ESTAS FOTOS DE MÉDICOS CUBANOS EJERCIENDO EN BRASIL, ALGUNOS DE ELLOS SON DE LA PROVINCIA DE GRANMA. (SE TRATA DEL…

Publicada por La Demajagua en Jueves, 15 de noviembre de 2018

 

 

BOLSONARO ES CULPABLE DE LA SALIDA DE LOS MÉDICOS CUBANOS, DICE TV DE BRASIL
TEMEN INCREMENTO DE PRECIOS DE LOS SERVICIOS DE SALUD
LAMENTAN QUE MILLONES DE POBRES QUEDEN SIN ASISTENCIA MÉDICA

Publicada por Eugenio Pérez Almarales en Jueves, 15 de noviembre de 2018

 

Médicos pinareños apoyan declaración del MINSAP

Tras la publicación de la declaración realizada por el Ministerio de Salud Pública en nuestro país , los trabajadores del sector en Pinar del Río manifestaron su respaldo a la decisión adoptada acerca de la salida de Cuba del programa Más Médicos en Brasil.

Publicada por La Demajagua en Jueves, 15 de noviembre de 2018

 

Eso implica el incumplimiento del convenio sobre la cooperación tripartita entre Brasil, la Organización Panamericana de Salud (OPS) y Cuba, pero más que eso significa ofensas a médicos y otros profesionales que constituyen verdaderos ejemplos de preparación, sensibilidad, compromiso y amor a la vida de todos, sin importar los sacrificios.

Como refiere la Declaración del Ministerio de Salud Pública de Cuba, “no es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países”.

Ese documento precisa que, durante los últimos 55 años, se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud, quienes en muchos casos han cumplido esa tarea en más de una ocasión.

Sobresalen las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve”, en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela…

A eso se suma que en la Patria de Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y Fidel Castro, se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud, de 138 naciones, como expresión de la vocación solidaria e internacionalista de este pueblo.

Recordamos también que este archipiélago posee un sistema de Salud considerado entre los mejores del mundo, desde la atención primaria en los consultorios del médico y la enfermera de la familia, ubicados en zonas urbanas y en las montañas, hasta los hospitales y clínicas especializadas, con indicadores dignos de admiración, a pesar de los efectos del cruel bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por Estados Unidos desde hace casi 60 años.

Desde el 2013, como parte del programa, cerca de 20 mil cubanos atendieron a 113 millones 359 mil pacientes en Brasil, en más de 3 mil 600 municipios, precisa la declaración.

Añade que laboraron en lugares de pobreza extrema, en favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía, en los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonía, con amplio reconocimiento de los gobiernos federal, estaduales y municipales de ese país y por su población, que le otorgó un 95 por ciento de aceptación, según estudio encargado por el Ministerio de Salud de Brasil a la Universidad Federal de Minas Gerais.

Esos elementos destruyen cualquier invento de argumento de Bolsonaro. ¿Qué tipo de presidente o dirigente, está dispuesto a privar a su pueblo de esa atención, consciente de las posibles causas para su gente? ¿Qué tipo de persona es capaz de ofender a quienes curan, ayudan y salvan a niños, jóvenes, adultos y ancianos del país que lo acaba de elegir presidente?

Por supuesto que han existido muchas reacciones. Dilma Rouseff, mandataria de Brasil en el momento de firmarse el convenio, manifestó que para la población más humilde, el cierre del programa será una pérdida irreparable a corto y mediano plazos.

Recordó que, al principio de la iniciativa, 700 municipios no tenían un médico ni siquiera para atender a la población local, y el país solo poseía 1,8 por cada mil habitantes, lo cual dificultaba mucho la atención.

“El desprecio de Bolsonaro contra los médicos cubanos y otros extranjeros en ejercicio en el programa, es un atentado contra la población brasileña. Es, además, una actitud autoritaria, que revela la incompetencia, porque rompe unilateralmente un convenio firmado con una organización de salud respetada y acreditada internacionalmente”, añadió.

Resaltó que el gobierno de Brasil debiera reconocer la fraterna solidaridad de los cubanos. “A ellos les rindo mi homenaje y mi agradecimiento. La labor de estos profesionales dedicados y generosos hará falta a los brasileños”, concluyó.

En su cuenta de Twitter, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel publicó: “Con dignidad, profunda sensibilidad, profesionalidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de #Brasil. Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas. #SomosCuba”.

Yanoski Urgellés, colaborador en Brasil,  respondió: “Con la cabeza en alto regresaremos a la Patria, donde nos necesite la Revolución ahí estaremos”.

A lo cual el líder contestó: “Con la frente bien en alto, ustedes son un ejemplo insuperable de humanismo y dignidad. Los que piensan vanidosamente solo en sí mismos no pueden entender la esencia de nuestras convicciones internacionalistas. #SomosCuba”.

Próximamente, llegarán nuestros profesionales, provenientes de Brasil, hijos de las esencias de una Revolución y una nación mucho más grande que su dimensión física.

Seguramente, recibirán el abrazo de un pueblo que sigue escribiendo su historia de solidaridad, amor y dignidad. En los centros laborales, en los barrios… ellos deberán sentir el cariño y admiración de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *