Que los subsidios sean real prioridad en el 2018

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 16 diciembre, 2017 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios

Una de las prioridades a asumir por el Consejo de la Administración Provincial en Granma en el 2018, será transformar las causas que generan morosidad en la documentación técnica para ejecutar acciones constructivas respaldadas por subsidios.

Así lo acordó este viernes la Asamblea del Popular en el territorio, al evaluar dicho programa social en su última sesión ordinaria de este año, la XXXI de su XI período de mandato.

El informe que apoyó el análisis, da cuenta que, con un quinquenio en marcha, la ayuda estatal, para la cual se asignaron más de 207 millones de pesos, permitió construir dos mil 745 inmuebles para beneficiar a personas con escasos ingresos económicos y afectadas por fenómenos naturales.

Mas, su avance no ha sido suficiente, pues lo logrado representa solo el 64,8 por ciento de los 4 mil 231 casos aprobados por los gobiernos locales.

En el 2017, particularmente, la provincia planeó terminar 703 Células Básicas Habitacionales (CBH), y proyecta cerrar el año con 545, el 77.5 por ciento.

Sin obviar limitaciones de recursos, inciden en los incumplimientos el insuficiente control y organización, falta de celeridad en los trámites, documentación, proyecto de obra, pago de terreno, licencia de construcción, y por tanto las labores de construcción.

Afectan, asimismo, la poca sistematicidad, integración y conciliación de los grupos municipales, en los que impacta negativamente la inestabilidad y ausencia de algunos cuadros principales que atienden la tarea.

Los técnicos de la vivienda, por demás, no han enfrentado con todo rigor a los incumplidores de las indicaciones y normas establecidas en los proyectos, lo que hace que determinados subsidios se declaren habitables y pronto se filtren sus cubiertas.

Con tales obstáculos por resolver definitivamente, y con la aspiración de que la  industria local de materiales de la construcción se reanime, pues fue afectada este año en varios surtidos, Granma se ha propuesto darle un vuelco al programa, vinculado a uno de los problemas más sensibles del país, como es el caso de la vivienda.

La sesión de la Asamblea evaluó con igual profundidad el funcionamiento de los puntos de venta de materiales de la construcción, y el destino y uso de la contribución territorial que realizan las entidades a partir de sus ingresos. También aprobó sus objetivos de trabajo y actividades para el 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *