Luchan por la soberanía alimentaria en Empresa Azucarera Granma

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 18 agosto, 2017 |
5

Es innegable que las diferentes estructuras de la Empresa Azucarera Granma luchan por la soberanía alimentaria y, casi siempre, la logran.

Para las referidas instancias es un asunto muy serio, incluso  estratégico,  la alimentación y la atención en general a mujeres y hombres que participan en las zafras o en su preparación.

La comisión de alimentos constituida por esas entidades, como Tecnoazúcar, Es Azúcar y  la rama agropecuaria de Azcuba, ponen la concreta en el plato de los trabajadores, otras como recursos humanos, y aún más, apoyan y controlan para discutir con propiedad qué desayunan, meriendan, almuerzan, vuelven a merendar y comen, las personas a pie del surco o de la maquinaria.

Esas mismas agrupaciones  reciben partes, desde la base, de cómo se concretan cotidianamente esas particularidades,  y encuestan frecuente y aleatoriamente a los obreros y técnicos.
Pero ahí mismo debe enfatizarse, porque allí puede estar el peligro de pecar: nada debe hacerse a la ligera: veracidad y objetividad deben iluminar cada uno de estos mecanismos de control.

Nada se gana con “quedar bien”  en un parte o una encuesta y que en determinada unidad  falte el plato fuerte, o  aunque parezca un contrasentido, ese plato fuerte quede “flojito”  en el tamaño de la porción o en su calidad.

Se  analiza fuerte en las comisiones de calidad en torno a estos asuntos, que a veces se tornan  candentes, para que a nadie le falte la carne, los vegetales o el postre… es decir completar los seis platos que amerita y necesita cada trabajador.

Esas empresas alimentadoras  han de tener un apoyo en las propias unidades productoras, con sus módulos agropecuarios, para que todo esto sea más efectivo.

Hemos comprobado en pelotones de corte y brigadas de macheteros, donde platos fuertes descollaban por su gramaje y buena elaboración, pero  ¿es así en todos sitios…? Eso sería lo ideal, pues la tarea en los campos y la industria exigen mucho esfuerzo físico y eso merece alimentos reparadores, nutritivos.

Por eso todas las cooperativas y unidades estatales deben garantizar a sus trabajadores la siguiente fórmula: buena alimentación, mejores resultados, quienes No lo logren estarán autoagrediendo su integralidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Los hombres y mujeres que están directo a la producción necesitan de las mayores atenciones, con atención y motivación se obtiene mayor productividad