Lydia, ¡llegó a 104 y ya piensa en los 105!

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 3 agosto, 2015 |
0

Lidia Estrada, 105 años 5“¡Cumplí 104 y estoy a la espera de 105!”. Con esta frase me respondió Elvira Lydia Estrada Suárez, natural del poblado La Aguada, en el consejo popular Mabay -a unos 15 kilómetros de Bayamo- cuando le pregunté cuántos años cumplía.

Para la ocasión, lleva puesto un vestido con estampados florales que combinan a la perfección con sus zapatos corte bajos de hebillas.

Por hoy, hace una excepción y no se toma su pastilla para el corazón, pues quiere darse un trago de cerveza, Crema de Vie o vino, según lo que le hayan preparado las muchachitas, modo afectivo con que se refiere a sus hijas.

Lydia, como cariñosamente la llaman, nació el 3 de agosto de 1911. Es hija de Evangelina y Nemesio, matrimonio que dio vida a 15 hijos de los cuales solo quedan tres, dos hermanos nonagenarios y ella de 104, madre de seis hijos ya maduros, cuya descendiente menor tiene ya 76 años. Tiene además 20 nietos y 33 biznietos.

Como otros de su edad, tiene la piel fina, el pelo medio cano, aunque lo lleva corto para comodidad. Su peso no sobrepasa los 45 kilogramos, aunque asegura alimentarse bien y comer de todo.

El rigor del tiempo ha encorvado la espalda sobre la cual llevaba los bultos de marabú, o las pacas de ropa para lavar en el río dando paleta, como las mujeres de su época.

Sus ojos pardos, aunque a causa de una glaucoma no pueden divisar el presente, salvo estancarse en el pasado, llevan  el brillo de quien ha sabido sembrar nobleza con los actos y desde el corazón.

Cuentan que hasta los 97 estuvo a tiempo completo en los trajines de la casa. Le depositaban en el patio un paquete de marabú y los hacía trocitos con una mocha aunque fuera tomándose respiros.

Todavía algún familiar la sorprende haciendo cuclillas en el cuarto, para mantenerse en forma, y si están de suerte, hasta echa un pulso de mano.

Sobre lo activa que era en el hogar, narra la centenaria: “Bordaba y cosía a pago. Las  camisas blancas de salir de mi marido y de mis hijos las hacía yo. Bordaba de todo, sábanas, vestidos, sayas, sayuelas. Atendía la casa y criaba animales.

Una de las anécdotas que conserva con lucidez y habla de su perseverancia, se relaciona sobre cómo aprendió a leer: “Yo no fui a la escuela, yo aprendí a leer lo poquito que aprendí en la casa.

“Un señor que iba por el callejón se le cayó el sombrero y yo se lo recogí, como detalle el hombre me regaló un medio y me compré con ese medio una cartilla y empecé a leer. Ahí en la casa aprendí lo poquito que sabía escribir.”

Lydia, cuya progenitora falleció a los 102 años y cuyos hermanos rondan los 90 y 93, asegura que nunca comió grulla para llegar a 104, lo que siempre preparó fueron botellas de vino con leche condensada y seis yemas de huevo para darse su toquecito (modo popular de referirse al trago de bebida) y entonar el cuerpo.

Entre anécdotas interrumpidas por abrazos y besos de sus descendientes, transcurrió esta mañana de cumpleaños.

En la memoria de Lydia quedarán galopando los recuerdos del 3 de agosto de 2015: las palmadas que escuchó batir cuando cantaban las felicidades; el olor del cerdo asado mientras daba vueltas a la púa; los reclamos de sus nietos pidiéndoles una sonrisa para eternizarla en una foto; el sabor del cake cuando minutos antes de hacerle un video, introdujo en la gustada golosina el dedo índice y saboreó el merengue en la boca, quién sabe si por descuido, o a propósito, pues con Lydia nunca se sabe. Aún puede sorprender.

Cuba está entre los 30 países con más alta esperanza de vida al nacer (77 años). De acuerdo con las estadísticas, entre las naciones más longevas figuran Japón (81,60), Suecia (80,10), Hong Kong, España y Australia (más de 79 años), Nueva Zelanda y Costa Rica (más de 78), y Estados Unidos 77,10 y Cuba, junto a otras 17 naciones, con 77 años.

Galería de imágenes / Rafael Martínez Arias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .