Lynn Milanés, una mujer hecha de sueños y sentimiento

Share Button
Por Doris Caraballo Ayala | 28 julio, 2018 |
0

Rodeada de escenarios, excelentes músicos y apasionadas canciones, tomó desde muy temprano la decisión de ser una cantante y asegura que su progenitor, el reconocido cantautor Pablo Milanés, la apoyó siempre.

“Llevo conmigo la influencia que ejerce mi padre, sus principios, conceptos y experiencia”, expresa con sentido orgullo.

Tener el apellido Milanés la ha ayudado en muchos proyectos, aunque afirma que unos años atrás le molestaba. Ella quería triunfar o fracasar, pero por sus medios y no por su apellido.

Disfruta sus amigos. Ama compartir escenarios con almas gemelas, si de amor a la música se trata.

Con todas las canciones de su repertorio se regocija, desde el comienzo hasta el final. Anda con cientos de papeles, porque nunca repite lo mismo, “sería caer en la rutina’’. Pero, si hablamos de preferencias, le gusta cantar boleros y la música brasileña, también  el feeling. Ella es puro sentimiento en el escenario.

SUEÑO

Desde pequeña lleva una bailarina escondida en su alma, le hubiera encantado bailar  flamenco o danza contemporánea.

El deporte es otro de sus sueños fallidos, porque tenía condiciones y la hicieron escoger entre este y la música.

Entonces, Lynn estaba becada y le habían regalado una flauta, y así terminó por estudiar, irremediablemente, música, aprobó los exámenes de aptitud y se graduó de ese instrumento, pero asegura que  siempre pensó en ser deportista.

Su mayor reto en la vida es lograr ser una mujer integral,  como madre, hija, esposa, cantante y hermana.

Cada día se levanta con nuevos bríos para vivir al máximo y nunca se arrepiente de lo que hace, pues la experiencia le ha demostrado que no  debe apresurarse para obtener algo, “solo hay que trabajar duro por lo que se quiere y jamás perder de vista la meta”.

Su filosofía la conduce por senderos de determinación constante, de superación y de amor por sí misma y por los que la rodean. Lynn confiesa que es dedicada a su familia, a sus hijos y a su esposo, quien la comprende y apoya en todos sus proyectos.

Lynn Milanés, esa mujer hecha de magia y sentimiento, sin dejar atrás el sello del progenitor, alcanzó por sí sola el cariño del pueblo y, especialmente, del bayamés, a quien le arrancó ovaciones y aplausos en sus presentaciones recientes en la Fiesta del Aliñao.

Durante el evento interpretó temas de diversos compositores cubanos, como María Teresa Vera, Noel Nicola, Raúl Torres y de su padre.

Aseguró percibir el calor del pueblo bayamés en cada una de sus presentaciones y sentir un placer tremendo al volver al lugar de donde parten sus generaciones pasadas.

“Ha sido maravilloso. Muy lindo todos los conciertos. Estamos tratando de que se repitan, para que pueda continuar esta tradición ligada a la cultura”, recalcó.

Lynn considera que el éxito no está en las veces que apareces en los medios de comunicación, sino en hacer valer tu trabajo, plasmarlo, ponerlo a prueba y que a resulte válido y creíble para quienes lo están oyendo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *