Maikol y la felicidad multiplicada

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 4 junio, 2018 |
1
En la celebración de los cuatro meses de Maikol. De izquierda a derecha: enfermera Lesbia Vázquez; el doctor Pedro Cruz, director del hospital; la enfermera Marisol Rodríguez; Laritza y su pequeño Maikol y la enfermera Dulce Manzano.  FOTO/ Valia Marquínez Sam.

Manzanillo.- Los gorjeos de Maikol Ortiz Alarcón desbordan de felicidad a la familia en la vivienda de Campechuela y constituyen sinónimo de salud y vitalidad, por las cuales lucharon los médicos y enfermeras del hospital materno Fe del Valle, de esta ciudad oriental de Cuba, junto a otros especialistas desde que ese bebé llegó al mundo hace cuatro meses.

Resultó un parto por cesárea a las 36 semanas de gestación y bajo peso, siendo ese el primer riesgo, al que se unieron a dos días de nacido una serie de trastornos metabólicos que derivaron en una diabetes neonatal transitoria, evaluada en varias oportunidades por un equipo multidisciplinario del Fe del Valle y del Hospital Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

El doctor manzanillero Luis Enrique Torres Batista, especialista en primer grado en Neonatología expone que el de Maikol fue un caso especial: “Requirió hasta tratamiento con insulina, para su control glicémico y luego fue trasladado al “Céspedes” para que los expertos en endocrinología pediátrica lo valoraran.”

“En aquella institución se estabilizó al bebé desde el punto de vista endocrino – metabólico y se diagnosticó una hiperglicemia neonatal transitoria, entonces retornó a nuestro servicio.

“Transcurría para una curva de peso y talla en ascenso, hasta que salieron a la luz nuevas complicaciones: trastornos en la progesterona, y se trató para desde ahí en lo adelante evolucionar bien.”

La diabetes mellitus neonatal transitoria es una forma genéticamente heterogénea caracterizada por hiperglicemia y que cursa durante la infancia, reapareciendo en la mayoría de los pacientes en etapas posteriores de la vida.

El doctor Torres Batista calificó a Maikol como un caso muy especial para el equipo de neonatólogos manzanilleros. FOTO/ Roberto Mesa Matos.

Su prevalencia se estima entre los mil 400 y 195 mil nacidos vivos; un 50 por ciento son transitorias, y el otro pude llegar a ser permanente. Afecta por igual a niños y niñas, sin distinción de grupos étnicos o raciales.

El último caso similar registrado en los servicios de neonatología del Hospital Materno Fe del Valle, de la ciudad del Golfo fue en mil 989.

Con Maikol lo primero que ejecutaron las enfermeras especialistas fue ofrecer el calor adecuado al bebé en la incubadora, la venoclisis, atención permanente y chequeos vitales cada una hora.

La licenciada Dulce Manzano afirmó que a medida que trascurrieron los días, y de acuerdo a la evaluación médica, se le incorporaron al infante los antibióticos y alimentación requerida, porque en un primer momento eliminaron la dieta.

“Logramos una identificación con el paciente, que nos sentimos parte de su familia. Aquí festejamos los cuatro meses de vida de Maikol, con el cual trabajamos para presentar su caso en eventos científicos y socializar las experiencias que vivimos con él.

“El momento más feliz fue verlo marcharse saludable a casa, acurrucado en el pecho de su mamá Laritza Alarcón Araújo.”

La evolución y seguimiento del estado de salud del bebé campechuelense Maikol Ortiz Alarcón corresponde a los especialistas del área de salud donde reside el infante, expone el neonatólogo Torres Batista.

“El seguimiento continuo de la especialidad de endocrinología, la evaluación permanente del peso y la talla, y cómo pueda seguir estable su enfermedad de base para un desarrollo eficaz posterior.”

Allá en Campechuela, los gorjeos del bebé Maikol Ortiz Alarcón llenan de gozo a toda la familia, y la vitalidad que muestra el pequeño es fiel exponente de los desvelos de los profesionales del sistema de salud pública cubano por una tarea de notable sensibilidad: la sonrisa de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. realmente me gustaria que esta entrevista contiuara en otro articulo en el que se le explique a los lectores la verdadera enfermedad que presenta el bebé, diagnosticada en nuestro pais gracias al tamizaje neonatal, que se realiza por la Atencion primaria de salud y en el caso de que se encuentre hospitalizado por la atencion secundaria, el paciente presento cifras elevadas de 17 OH progesterona, y tiene el diagnostico de una hiperplasia adrenal congenita. Felicidades al maravilloso colectivo de neonatologos de Fe del Valle, incluyendo a los hermanos Torres Batista, quie haya hecho guardia con ellos, saben del desvelo y dedicacion profesional para el neonato, y lo dificil de esta especialidad que todas las afecciones ameritan de un diagnostico precoz , rapido y se realiza medidas terapeúticas enérgicas…